Los periodistas lamentan que los bulos de la guerra estén calando en la sociedad

·4 min de lectura

Segovia, 12 may (EFE).- La periodista responsable de VerificaRTVE Miryam Redondo y el director de la Revista 5W Agus Morales han lamentado este jueves en Segovia que los bulos y la desinformación en torno a conflictos como la guerra de Ucrania estén calando en la sociedad a pesar de su trabajo, como ocurrió con la masacre de Bucha.

Ambos han participado junto a la experta en Oriente Medio Francesca Cicardi en las XIV Jornadas de Periodismo en lo Global organizadas en el campus segoviano de la Universidad de Valladolid por la Asociación de Periodistas de Segovia en el marco del Premio Cirilo Rodríguez para corresponsales o enviados especiales en el extranjero.

Durante la charla, moderada por la periodista Teresa Sanz, la experta en verificación digital Miryam Redondo ha asegurado, en respuesta al tema de las jornadas, que la desinformación está haciendo "muchísimo" daño al periodismo.

"Trabajando donde trabajo, para mí es muy doloroso que, yo que doy clases como asociada en una universidad, vengan alumnos y me digan cosas como que los cadáveres de Bucha no existen", ha relatado.

“Los cadáveres de Bucha existen y se ha asesinado a gente. Lo sabemos, lo hemos verificado, lo hemos comprobado, y han corrido todo tipo de bulos. Tú puedes dudar sobre unas cosas u otras pero no despegarte totalmente de la realidad, eso es tarea de la desinformación y está calando”, ha advertido.

Redondo ha comentado que no solo los estudiantes, sino que otras personas como compañeros profesores o catedráticos también se cuestionaron esta realidad: "La verificación tiene que ayudar a pegarnos a la realidad, al margen de interpretaciones ideológicas de lo que sucede: Los hechos tienen que ser los hechos", ha apuntado.

Por su parte, Agus Morales ha contado su experiencia al frente de la revista 5W cuando publicaron las fotografías realizadas por el fotoperiodista Santi Palacios de la masacre de Bucha el pasado mes de abril y otros medios de comunicación se pusieron en contacto con ellos para comprobar si era verdad.

"Es complicado aquello de que estás allí, lo ves, y la frustración de ‘si lo estoy viendo, lo estoy fotografiando, lo estoy contando, ¿Por qué luego se duda de esto?", se ha preguntado el periodista.

Según Morales, el que ejerce este oficio también "tiene que entender" que el de la guerra es un contexto en el que "es más importante la competición ideológica que la verdad".

"Cada cual interpreta un hecho en función del espacio ideológico en el que está, incluso también geográfico", ha añadido.

Acerca de este contexto, Miryam Redondo ha asegurado a los estudiantes que "en una guerra todos mienten".

"En una guerra hay que comprobarlo todo; Nosotros, por ejemplo, no damos por hecho nada porque lo diga una autoridad oficial, ni rusa ni ucraniana", ha señalado.

Por su parte, la que hasta el pasado mes de marzo ocupaba el cargo de delegada de la Agencia Efe en El Cairo, Francesca Cicardi, ha contado su experiencia en la cobertura de la Primavera Árabe en 2011, que en su opinión fue "un ensayo general" de lo que se vive ahora, por ser el primer gran evento internacional que fue retransmitido en directo por redes sociales.

Ha narrado cómo tuvo que ir adaptándose a esa nueva realidad, a combatir la desinformación de las redes sociales, que ha calificado de "muy engañosas", y a filtrar la información a la vez que la contextualizaba como experta en la región.

También ha mencionado otros recursos utilizados a lo largo de su carrera, como el apoyo durante la guerra de Siria en los periodistas locales o incluso los ciudadanos de a pie, sobre todo cuando era prácticamente imposible acceder al país.

"Con todo lo que ello implica: Un sirio estaba mucho más implicado en el conflicto, te contaba las cosas de una forma mucho más sentimental y mucho más partidista de lo que podría haberlo contado un corresponsal", ha comentado.

Para ella, la gran diferencia entre 2011 y ahora es el papel de los gobiernos en la desinformación, ya que si en aquel entonces las redes sociales y esos canales de información alternativos estaba en manos de activistas y la sociedad civil, ahora las instituciones tienen mucha más presencia, no sólo en el control y la censura, sino como "proveedores" de información y también de desinformación.

"Los regímenes árabes han aprendido muy bien a estar allí, en ese terreno de batalla, en el que un día perdieron de alguna forma", ha completado, en referencia a las revueltas árabes que derrocaron a algunos dictadores que llevaban décadas en el poder, como Hosni Mubarak en Egipto.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente