La periodista Sonsoles Ónega te descubre los síntomas de la diabetes

Loading the player...

Hoy se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que afecta a 6 millones de personas en España. El ritmo de vida actual, en el que prima el sedentarismo, así como un abuso de alimentos ricos en azúcar, está propiciando que cada vez más personas sufran esta dolencia. A pesar de que los expertos señalan que hay buenas noticias y que cada vez se trata mejor, sí reconocen que quedan asignaturas pendientes. Y así lo recuerda la periodista y presentadora Sonsoles Ónega, que ha participado de manera totalmente desinteresada en la campaña 'Que la diabetes no te pare',de Mundipharma y con la colaboración de ocho sociedades médicas. 

Sonsoles Ónega, que es madre de un niño diabético que fue diagnosticado a los cuatro años, explica a ¡HOLA! que, pese a la información, "nos sigue fallando la dieta. Los niños se siguen alimentando mal y los mayores también. Muchas veces decimos que no tomamos azúcar, pero en realidad no sabemos la cantidad que lleva los alimentos procesados o cuál es la reacción de los edulcorantes artificiales, que generan una confusión metabólica terrible", advierte la periodista. Ella misma tuvo que cambiar todos sus hábitos cuando descubrió que su hijo era diabético. "No sabemos realmente lo que nos llevamos a la boca. Deberíamos hacer el esfuerzo de saber interpretar las etiquetas", aconseja. "Hay muchas formas diferetes de llamar al azúcar que se añade a los alimentos: almidón de maíz, jugo de caña, dextrosa, sorbitol... por eso hay que dedicar, aunque solo sea una tarde de sábado, a reconocerlo en los productos y saber lo que comemos. Esta es la mejor forma de prevenir la diabetes", destaca. "También hay que hacer ejercicio porque realmente baja el azúcar", afirma la presentadora. 

Para conocer cuáles son los síntomas de esta enfermedad y saber reconocerlos, ¡dale al play! Sonsoles Ónega te cuenta una historia que te ayudará a descifrar cuáles son las señales de alarma. 

- Relacionado: Diabetes: la dieta para mantenerla a raya