Cómo perder el miedo a utilizar la olla a presión

olla a presión
Cómo perder el miedo a utilizar la olla a presiónAbhishek Kain / EyeEm

Sabemos que son rápidas, súper eficientes (cocinan en menos de un tercio del tiempo que una normal) y muy sencillas de utilizar. Pero también que hay que tener un cierto cuidado, mínimo, con ellas aunque son muy seguras. Son las ollas express, uno de los básicos de cualquier cocina pero sobre la que también hay gente a la que se le resiste, sobre todo por una especie de miedo irracional que les impide utilizarlas. Pues vamos a ayudarte a disipar esos temores para que por fin los superes y hagas en ella próximo cocido o ese guiso que tanto te gusta.

La olla express u olla a presión no es ningún invento nuevo. No es que lleve décadas en las cocinas sino siglos, pues la presentó por primera vez el físico francés Denis Papin en 1679. Y desde entones se ha convertido en uno de los utensilios más utilizados por chefs profesionales y cocinillas, en especial a partir de las década de 1970 cuando se popularizo hasta convertirse en un elemento muy habitual en todas las cocinas del mundo. Aunque también es cierto que hay muchas personas que tienen ese miedo, casi inexplicable rozando el pánico, a utilizarla por temor a que explote desde su misma creación.

¿Qué es una olla express?

Para perder el miedo a utilizar nuestra olla express o a presión, lo primero es entender cómo funciona. Y debes saber que no es más que una olla de aluminio o acero inoxidable con una tapa con una válvula que se cierra de firma hermética para que no salga el aire ni la comida, lo que hace que al ponerla al fuego alcance de forma rápida y eficiente una temperatura de punto de ebullición.

En la tapa cuenta con una válvula de seguridad que permite la salida controlada de vapor, para que no explote y se mantenga una temperatura constante, con lo que se acortan mucho los tiempos de cocción manteniendo todas las propiedades y el sabor de los productos cocinados. Es rápida y ahorra mucha energía, que no está nada mal.

olla a presión
Abhishek Kain / EyeEm

Los accidentes más frecuentes con las ollas express

Por su seguridad, no son nada frecuentes los accidentes con las ollas a presión o las también llamadas "ollas rápidas", que siguen los mismos principios físicos. Pero el accidente más común tiene que ver con un mal uso de ella, comenzando porque explote cuando se abre sin dejar que previamente se haya expulsado el vapor a alta presión que contiene cuando está al calor.

Otra de las causas más frecuentes de este tipo de accidentes es que no hemos tenido en cuenta que no podemos llenarla más de 2/3 de su capacidad, pues hay que tener en cuenta que el vapor que va a generar necesita su espacio, y además hay riesgo de que se tapone la válvula y se genere una presión excesiva que la haga estallar.

De igual manera, hay que saber que la olla express no admite un fuego muy alto una vez que ha comenzado a expulsar el vapor por la válvula. Es decir, es adecuado ponerla a fuego fuerte mientras alcanza la temperatura, pero una vez que la tiene -que son de 100 a 120º, o cuando la válvula comienza a expulsar vapor de forma constante- lo ideal es bajar el fuego a fuego medio. Un truco es comenzar a calentar la olla con son la tapa, y cuando entre en ebullición, ponerla entonces y ajustarla bien hasta que notemos que está bien cerrada.

olla a presión
Getty Images

Segura con su uso, adiós a los miedos

Es común tener miedo a la olla express, sobre todo las primeras veces que la utilizas. Es ver salir el vapor por la válvula y un escalofrío comienza a recorrer nuestro cuerpo al mismo tiempo que crece la inseguridad. Pero debes interiorizarlo: al contrario, que salga ese "humillo" por la válvula y que "silve" es señal de que todo va muy bien.

Y si lo que te da miedo es abrirla, solo tienes que estar bien segura de que han pasado de quince a veinte minutos desde que la quitaste del fuego, y que no expulsa vapor al retirarle la válvula. Entonces puedes estar tranquila de que no va a explotar. Lo que no se recomienda, es ponerla debajo del agua fría para que baje la temperatura, pues puede que creas que ya no tiene presión y tengas un susto al abrirla.

Para estar más tranquila con su uso, asegúrate siempre de que la válvula no está obstruida y que la goma no está rígida y ha perdido elasticidad.

Si ha seguido los pasos y todo está bien, tranquila, es muy muy seguro cocinar con olla express. ¡Ánimo, tu próximo cocido te espera!

olla a presión
Getty Images