Pepe Barroso me recordó a Loles León en ‘MasterChef Celebrity’ en el peor de los sentidos

·5 min de lectura

La séptima edición de MasterChef Celebrity encendió este lunes sus fogones con mucho brío. Las cocinas de Televisión Española recibieron una nueva hornada de famosos que pondrían a prueba sus conocimientos culinarios y su destreza, con perfiles de todo tipo. Pocos parecían tener un fuerte perfil de ganador, al menos, de momento, pero al menos se notaba las ganas de asumir nuevos retos, el afán de superación y las ganas de dar lo mejor de sí. Eso en algunos caso solamente, claro. Porque en otros había cierta dejadez, se notaba que no se había visto nunca el programa antes de aceptar la oferta, y se cometieron errores que los espectadores sabemos, de sobra, que no se permiten. Y en ese sentido, destaco la actitud de Pepe Barroso, que me recordó a la de Loles León en la primera temporada… Y no en el mejor de los sentidos, precisamente.

Pepe Barroso es actor, casi como todo el elenco masculino del programa. Comparte este oficio con otros compañeros (y rivales) como Fernando Andina, Emmanuel Esparza, Manuel Baqueiro, Eduardo Rosa yXavier Deltell; de los chicos, solo Nico Abad no se dedica al mundo de la interpretación.

VITORIA-GASTEIZ, ESPAÑA - 09 DE SEPTIEMBRE: Pepe Barroso Jr. asiste al estreno de MasterChef Celebrity durante Festval el 09 de septiembre de 2022 en Vitoria-Gasteiz, España. (Foto de Borja B. Hojas/WireImage)
VITORIA-GASTEIZ, ESPAÑA - 09 DE SEPTIEMBRE: Pepe Barroso Jr. asiste al estreno de MasterChef Celebrity durante Festval el 09 de septiembre de 2022 en Vitoria-Gasteiz, España. (Foto de Borja B. Hojas/WireImage)

Nacido en Madrid en 1997, es Pepe es famoso desde la cuna, pues es hijo de Pepe Barroso fundador de la firma de moda Don Algodón, y de Mónica Silva; de ahí que a menudo se refieran a él como Pepe Barroso Junior, o Pepe Barroso Silva, para diferenciarle de su progenitor. Se ha colado en nuestras casas a través de multitud de series, tanto en abierto como de pago. Ha formado parte de 45 revoluciones de Antena 3, Alta Mar de Netflix o Patria, de HBO.

Sin embargo, tras lo visto ayer, cabe preguntarse cuánto ha visto él la tele, y en concreto, MasterChef, ya sea en su versión Celebrity o con anónimos. Porque cometió un error de principiante, de esos que cualquier espectador más o menos fiel del formato sabe que el jurado no tolera.

En la primera prueba, cada aspirante tenía una caja con cuatro productos, que podía intercambiar con los de los demás aspirantes a cambio de tiempo. Pepe cocinó con queso, nata, frutos secos y rabo de toro, y elaboró un plato que bautizó como ‘Antagonista’. Su idea era realizar una crema en la que se pudiese ‘dipear’ trozos del rabo de toro. Estaba tan seguro de sí mismo y de haber aprovechado al máximo sus ingredientes que antes de que acabase el tiempo él ya daba la prueba por finalizada. Pepe Rodríguez le preguntó si había terminado, y con calma dijo que sí.

A pesar de tener tiempo de más, la valoración de los jueces fue mala. Calificaron su plato como fallido, y golpearon la pesa con su rabo de toro, que estaba muy duro. Alabaron su tranquilidad a la hora de cocinar, y él se puso contento por tener margen de mejora. Al final de la prueba, fue elegido como uno de los cuatro peores, con Norma Duval, María Zurita y Emmanuel Esparza, aunque se lo comunicaron de una forma que parecía, por un momento, que eran los mejores, y a Norma hasta se le escapó, ingenuamente, una lágrima.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

No hay que ser un as para saber que en MasterCheflos jueces detestan que alguien no aproveche el tiempo al máximo para mejorar las elaboraciones que tienen que valorar. Ha pasado muchas veces, a lo largo de las 25 ediciones que llevábamos entre adultos, niños y famosos, pero Pepe parecía no conocer esta máxima.

Me recordó a lo que sucedió en la primera temporada de MasterChef, también en el primer programa, hace ya seis años. Loles León era entonces una de las concursantes, e igual que Pepe, en su primer cocinado acabó antes de lo previsto. Jordi Cruz se acercó a su puesto en la cocina, y le dijo que estaba haciendo un plato que se tomaba tibio, y ella le respondió que él se lo iba a tomar frío. Con paciencia, Jordi le dijo que estaba a tiempo de corregir fallos, que le quedaban minutos, y la actriz, que tampoco conocería muy bien cómo iba la cosa, le respondió que le penalizase entonces, dispuesta a seguir de brazos cruzados. Jordi, mosqueado, se negó luego a catar su propuesta, por su salida de tono. Pepe, al menos, no tuvo una respuesta cortante cuando le indicaron que le sobraba tiempo; ni siquiera se quedó de brazos cruzados, de hecho. Se dedicó a ojear, allí mismo, el libro que le acababan de regalar, con las recetas del programa.

Para su fortuna, Pepe Barroso no tuvo que enfrentarse a la prueba de eliminación. Formó parte del equipo ganador en la prueba de exteriores, y pudo ver a sus compañeros desde la codiciada galería. Y el primero en abandonar resultó ser Emmanuel Esparza, actor que, como se analizó en estas páginas y también se explicó en el programa de ayer, ya había concursado en MasterChef Celebrity, solo que en Colombia. De momento, la fortuna le ha sonreído. Pero si Pepe quiere hacer carrera, no le quedará más remedio que cambiar de actitud, centrarse más en los platos, y sobre todo, sacarle el jugo a cada minuto que le den para cocinar.

Más historias que podrían interesarte: