Peores cosas ha superado Emily Ratajkowski que unos ‘cuernos’

·5 min de lectura
SANTA MONICA, CALIFORNIA - FEBRUARY 08: Model Emily Ratajkowski (L) and Sebastian Bear-McClard attend the 2020 Film Independent Spirit Awards on February 08, 2020 in Santa Monica, California. (Photo by Amanda Edwards/Getty Images)
Emily Ratajkowski se ha separado pero este no es el peor trauma de su vida (Photo by Amanda Edwards/Getty Images)

La modelo Emily Ratajkowski está en boca de todos por separase de su esposo, Sebastian Bear-McClard, tras cuatro años de matrimonio. La pareja recibió a su primer hijo el pasado 2021 pero eso no ha logrado que Emily tolere las presuntas infidelidades del productor.

Los rumores eran cada vez más fuertes y al final la top model ha dicho ‘hasta aquí’ y ahora está volcada en su carrera profesional, siempre exitosa, y en lo que más adora en el mundo, su maternidad.

Ratajkowski no ha confirmado ni desmentido si Sebastian le ha puesto los ‘cuernos’ pero, una cosa está clara, a sus 31 años esta separación (y más si es por una deslealtad de él) no va a ser el drama de su vida y es que ella ha demostrado ser una mujer empoderada, resiliente y muy luchadora.

En sus redes sociales ha dejado claro que ningún hombre o mujer tiene derecho a opinar sobre su cuerpo, su físico, su personalidad e incluso su pelo. Sin ir más lejos en el verano de 2020 decidió teñirse de rubio y a muchos no les gustó.

Como siempre sucede en redes sociales la gente empezó a escribirle comentarios desagradables y a decirle que volviera a su moreno habitual pero ella les paró los pies dando una lección de amor propio, feminismo y antibullying.

"Hola a todos. Este es un mensaje para todos los hombres, y las mujeres que han estado comentando: 'Vuelve al moreno', estás mucho mejor morena'. Dejad de decirles a las mujeres qué hacer con su cabello. Y sus cuerpos”, más claro imposible.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Otra polémica fotografía suya que causó controversia fue la instantánea en blanco y negro, luciendo un sujetador de encaje que protagonizó para un photosoot de la revista Harper’s Bazaar, ¿el ‘problema’? pues el pelo de su axila.

Ella, valiente y libre, no se depiló la axila para reclamar la ruptura con ciertos patrones opresivos de la sociedad hacia las mujeres que, sin ir más lejos, los hombres no sufren. La actriz y modelo explicó ante las críticas sobre su vello: “Si decido depilarme o no las axilas, depende solo de mí. En mi opinión, el vello corporal es una oportunidad más para que ejerzamos nuestro derecho a decidir, a elegir cómo queremos sentirnos y cuál es nuestro punto de vista al respecto. Por norma general, yo suelo depilarme, pero a veces me apetece no hacerlo y dejar que me crezca el pelo y eso me hace sentir sexy”.

Además aleccionaba y con razón: ”Y no, no hay una opción correcta y otra errónea, no hace que sea más o menos feminista, o una 'mala feminista' como diría la escritora Roxane Gay. Siempre y cuando se trate de una elección que haya hecho libremente, será la acertada. Al fin y al cabo, cada individuo debe definir su identidad y su sexualidad, sin la interferencia de nadie más”.

Además de la presión a la que ella vive expuesta debido a su fama y su trabajo, Emily ha vivido situaciones mucho peores que las críticas en redes sociales, y ojo que el cyber bullying es un delito y jamás hay que restarle importancia.

En 2021 con la era del ‘Me Too’ Ratajkowski denunció que fue acosada sexualmente por Robin Thicke. La habían contratado como modelo para su videoclip y debía aparecer en top less, hasta ahí todo normal dentro del campo laboral.

Resulta que, según su testimonio, ella tenía solo 21 años y era nueva en la industria así que quedó en shock cuando de repente sintió que alguien le agarraba ambos pechos desde la espalda sin ningún tipo de consentimiento suyo.

Según sus palabras, era Robin Thicke borracho perdido que abusó de su cuerpo sin que ella lo permitiera: “De pronto, como de la nada, sentí el frío que da la sorpresa de las manos de un extraño apretando mis pechos desnudos desde atrás.”

Fue tal el miedo que se quedó totalmente indefensa: "Hice un pequeño gesto con la barbilla y me encogí de hombros, evitando el contacto visual mientras sentía la humillación invadiéndome. No reaccioné, la verdad, no al menos como debería”.

Pero ese no sería el único abuso que Emily Ratajkowski habría sufrido a lo largo de su carrera y es que ella asegura que en 2012 Jonathan Leder la agredió sexualmente cuando tenía una sesión profesional en casa del fotógrafo.

Era una sesión artística sin ropa y ella relata que: “En el momento en que dejé caer mi ropa, una parte de mí se disoció. La industria me había inculcado que tenía que mantener siempre la reputación de trabajadora y tolerante”.

Emily admite que estaba muy borracha y que la maquilladora les dejó solos: “Tenía frío, tiritaba y estaba acurrucada debajo de una manta. Jonathan y yo estábamos en un sofá, y sentía la textura áspera de sus vaqueros en mis piernas desnudas”. A partir de ahí todo está “un poco borroso” en su memoria pero recuerda perfectamente “que sus dedos estaban dentro de mí”.

“Realmente dolía mucho. Llevé mi mano instintivamente a su muñeca y saqué sus dedos de mí con fuerza”, él se ofendió y se fue de la habitación según su relato. Desde luego habiendo vivido tantos episodios violentos y traumáticos a tan corta edad, Emily volverá a renacer y a ser feliz sin Sebastian y más ahora que tiene a su hijo.

Te puede interesar...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente