¿Ya pensaba en la separación? Sylvester Stallone quería tapar el tatuaje de Jennifer Flavin un año antes de pedir el divorcio

·2 min de lectura
Sylvester Stallone credit:Bang Showbiz
Sylvester Stallone credit:Bang Showbiz

Sylvester Stallone ya pensaba en cubrir el tatuaje de Jennifer Flavin que tenía en el brazo mucho antes de que la modelo solicitara el divorcio.

Si bien la leyenda de Hollywood, de 76 años, optó por un entintado de su querido perro, Butkus, ahora su tatuador, el artista Mike DeVries, ha revelado que la estrella de 'Rocky' preguntó desde 2021 si el arte corporal que se había hecho en 2007 podría convertirse en la superheroína Wonder Woman.

A decir por el artista, el nuevo diseño no fue posible, así que el mes pasado modificó el tatuaje hasta convertirlo en un emotivo homenaje al perro de 'Rocky'.

En una entrevista con la revista People, Mike aseguró: "Ya sabía que quería hacer algo, porque el año pasado me envió un correo electrónico, me llamó y hablamos de convertir a Jennifer Flavin en [Wonder Woman]. Todo su pelo brillaría".

La estrella de 'Rambo' -que tiene a sus hijas Scarlet, de 20 años, Sistine, de 24, y Sophia, de 26, con su ex esposa- dijo recientemente en que su matrimonio no había terminado por discusiones "triviales" sobre su perro familiar, Dwight.

"No terminamos la relación por una discusión tan trivial. Simplemente fuimos en direcciones diferentes. Siento un gran respeto por Jennifer. Siempre la amaré. Es una mujer increíble. Es el ser humano más agradable que he conocido", afirmó el actor.

El matrimonio de 25 años llegó a su fin cuando Jennifer solicitó el divorcio el pasado 19 de agosto. Un informe posterior había sugerido que la pareja se había separado después de mantener largas discusiones sobre el cuidado de su Rottweiler.

Además de sus tres hijas con Jennifer, Stallone es padre de su hijo Seargeoh, fruto de su matrimonio con Sasha Czack. El hijo mayor de la pareja, Sage, murió en 2012 a la edad de 36 años.