Cuando Penny se enamoró de Leonard en la vida real: "Solo tenía ojos para él"

Leonard y Penny, en un fotograma de 'The Big Bang Theory'. (Photo: CBS)
Leonard y Penny, en un fotograma de 'The Big Bang Theory'. (Photo: CBS)

Leonard y Penny, en un fotograma de 'The Big Bang Theory'. (Photo: CBS)

Kaley Cuoco y Johnny Galecki siempre serán Penny y Leonard para los seguidores de The Big Bang Theory. La emisión de la serie terminó en 2019 pero su historia de amor sigue resonando. Sus personajes formaban la pareja protagonista, pero en la vida real también mantuvieron un romance, entre los años 2008 y 2010, del que ahora han hablado para Vanity Fair.

“Desde el principio estaba muy enamorada de Johnny. Ni siquiera lo escondía”, reconoce la actriz. “Los dos salíamos con otras personas en ese momento, pero yo solo tenía ojos para él. Luego, cuando descubrí que él también solo tenía ojos para mí pensé ’Oh, oh, esto va a ser un problema”, añade.

El intérprete en cambio señala que le cuesta percatarse de cuando intentan ligar con él y no tenía “ni idea de ningún tipo de enamoramiento” antes de que comenzaran a salir.

Cuoco subraya la gran sintonía entre sus personajes, que quedaba patente en todas las escenas que rodaban: “Era obvio que siempre había algo ahí. Había química y nos enamoramos. Así fue toda la primera temporada, hasta que estuvimos juntos de verdad”.

Era obvio que siempre había algo ahí. Había química y nos enamoramos

Su primer beso lo fue tanto en la ficción como en la realidad, en una escena de una fiesta de Halloween en la que ella, vestida de gatita, le besaba borracha. “Sabía que estaba muy mona con ese disfraz, así que me sentía muy bien”, bromea Cuoco en la charla. “Y sabía que él pensaba que estaba muy mona porque lo había comentado antes. Pero estaba muy nerviosa antes de ese beso”, recuerda. “Lo besé como Penny antes de que empezáramos a salir, y es raro cuando te gusta alguien y lo estás besando como actriz”, agrega.

Ambos rememoran también una escena en la que tuvieron que permanecer mucho tiempo muy pegados en el hueco del ascensor. “Ella parecía extremadamente feliz en mis brazos”, señala Galecki, a lo que ella apostilla “Creo que nos enamoramos un poco en ese hueco del ascensor”.

“Sentimos algo, sí. Creo que fue un punto de giro en nuestra relación. En ese momento, los dos sabíamos que había algo mutuo y que iba a ser más una distracción del trabajo tratar de seguir ignorándolo que reconocerlo y rendirnos a ello”, remata él.

Los dos sabíamos que había algo mutuo y que iba a ser más una distracción del trabajo tratar de seguir ignorándolo que reconocerlo y rendirnos a ello

Sobre ese momento, Cuoco añade que incluso su mejillas “estaban realmente rojas”: “Estaba supernerviosa y no dejaba de pensar ‘Dios mío, dios mío’. Era un manojo de nervios estando tan cerca de él”.

Finalmente, fue el actor quien dio el paso y la invitó a tomar una copa. ”¡Nos besamos en el bar!”, relata la intérprete. Los besos siguieron en el parking. Al día siguiente, aunque ella hubiera querido anunciar a todos los compañeros de la serie que estaban juntos, él prefirió que se guardaran el secreto.

Solo fueron pillados una vez, y precisamente por Chuck Lorre, el creador de la serie. “Nos cazó escondiéndonos detrás de un coche en el parking. ¡Nos agachamos como niños escondiéndose de sus padres!”, cuenta Galecki. Lorre optó por nunca decirles nada.

Los actores desvelan además que fueron profesionales y nunca tuvieron relaciones íntimas en los camerinos.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR