Penélope Cruz se posiciona a favor de investigar las acusaciones de la hija de Woody Allen

Ci 54

Penélope Cruz ha hablado por primera vez de las acusaciones de abuso sexual vertidas sobre el cineasta Woody Allen, casi 10 años después de ganar el Oscar a Mejor Actriz de Reparto por la película Vicky Cristina Barcelona.

Penélope Cruz por fin ha roto su silencio en torno a las acusaciones sobre su amigo, el cineasta Woody Allen.
Penélope Cruz por fin ha roto su silencio en torno a las acusaciones sobre su amigo, el cineasta Woody Allen.

La única respuesta que puedo darte con sentido común, y que no sea sobre un titular, es que el caso debe ser investigado de nuevo”, dijo Penélope en la alfombra roja de la 11ª edición del evento anual de polo Veuve Clicquot Polo Classic, celebrada en el Liberty State Park de Nueva Jersey (EEUU).

Lo importante es que si hay un caso en el mundo que no esté claro, ¿por qué no investigarlo de nuevo? Estoy a favor de eso”.


Por contra, el marido de Cruz, Javier Bardem, afirmó hace unas semanas que apoya a Allen a pesar de la actual polémica, y que no se avergüenza “en absoluto” de haber trabajado con el neoyorkino de 82 años en Vicky Cristina Barcelona.

Javier Bardem, por su parte, no se muestra arrepentido de trabajar con Allen ni se suma a condenarle.
Javier Bardem, por su parte, no se muestra arrepentido de trabajar con Allen ni se suma a condenarle.

Pero aunque ambos actores hayan expresado sus respectivas opiniones sobre Allen, Cruz cree firmemente que el público no debería centrarse en las figuras de la industria del entretenimiento que han alzado su voz contra el director o que han expresado su arrepentimiento por trabajar con él.

Tenemos toda una colección de titulares diciendo que este o ese actor no trabajaría con él de nuevo, y esto no cambia nada”, dice Cruz, que también formó parte del reparto de la comedia de Allen A Roma con amor, estrenada en 2012.

Esto no añade nada bueno a la situación. Se supone que debemos creer en la justicia, y esto ya se investigó hace años, y ahora no está claro. Debería volver a investigarse, y entonces podré dar una respuesta”.

WOODY ALLEN, EL “POSTER BOY” DEL #METOO


Allen, por su parte, ha negado repetidamente todas las acusaciones. De hecho, recientemente ha asegurado que debería ser considerado el “poster boy” (la encarnación, el modelo a seguir) del movimiento #MeToo –pues, según dice, ninguna actriz le ha acusado jamás de mala conducta.

Allen destaca que ha trabajado con decenas de actrices durante décadas, sin que ninguna le haya señalado por comportamiento inapropiado.
Allen destaca que ha trabajado con decenas de actrices durante décadas, sin que ninguna le haya señalado por comportamiento inapropiado.

En una reciente entrevista con el programa de televisión argentino Periodismo para todos, el cineasta asegura ser “un gran defensor del movimiento #MeToo”.

Lo soy porque he trabajado en el cine durante 50 años. He trabajado con cientos de actrices–importantes, famosas, debutantes– y ni una sola de ellas ha sugerido jamás ningún tipo de indecencia. Siempre he tenido un historial maravilloso con ellas”.


Recordemos que durante años la hija de Allen, Dylan Farrow, le ha estado acusando de haber abusado sexualmente de ella cuando era niña –algo que, a día de hoy, Allen insiste en desmentir. En la misma entrevista, Allen también dijo que “cualquier situación en la que alguien sea acusado injustamente de algo, es triste”.


El cineasta añadió que le molesta ser comparado con abusadores como Harvey Weinstein: “hay personas que han sido acusadas por 20, 50, 100 mujeres, de abuso repetido –y a mí, que solo fui acusado por una mujer en un caso de custodia infantil, que fue investigado y cuya falsedad se demostró, me lastran con todas estas personas”. Recordemos que, efectivamente, las acusaciones contra Allen fueron objeto de una investigación policial en la década de los 90s, tras la cual el cineasta fue absuelto.


Allen también respondió a las acusaciones de Farrow y al vapuleo público que ha sufrido recientemente: “Esto es algo que fue cuidadosamente investigado por las autoridades hace 25 años, y se llegó a la conclusión de que no era cierto. Y eso fue todo, yo seguí con mi vida. Es terrible que ahora vuelva, acusar a una persona de eso. Soy un hombre con su propia familia e hijos. Así que claro que me molesta”.


Desde que surgiese el movimiento #MeToo, estrellas como Timothee Chalamet o Rebecca Hall han donado lo que ganaron trabajando en la última película de Allen, A Rainy Day in New York, al fondo de defensa legal del movimento Time´s Up. Otros, como Colin Firth o Greta Gerwig, directamente juran no volver a trabajar con él nunca.


Para seguir leyendo:
El “otro” hijo de Woody Allen sale en su defensa y acusa a Mia Farrow de manipularlos en contra de él
Brian de Palma prepara una película de terror basada en Harvey Weinstein

Imágenes: CC