El pene de Trump se parece a un personaje de videojuego (y Stormy Daniels ha revelado cuál)

María De Sancha Rojo

Muchos fans de los videojuegos se han alegrado al ver entre las tendencias de Twitter de este martes las palabras "Mario Kart", una franquicia de Nintendo.

¿Podría ser que hubieran anunciado la siguiente entrega? Nada más lejos de la realidad, como comprobaron ojipláticos los que se aventuraron a leer los tuits.

Mario Kart ha sido tendencia porque la actriz porno Stormy Daniels ha asegurado que el pene de Donald Trump se parece a Toad, el simpático personaje de la saga Super Mario, según ha revelado The Guardian.

Este es Toad:

Daniels, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, asegura que mantuvo relaciones sexuales con el presidente de EEUU en 2006, cuando él ya estaba casado con Melania.

En los últimos meses, Daniels ha sacado a la luz la historia y ha asegurado que se la amenazó para firmar aquel trato. Ahora ha publicado un libro (lleno de detalles escabrosos), titulado Full Disclosure (revelación total) en el que promete contar toda la verdad sobre sus relaciones con Trump.

Ese libro es el que revela el parecido del órgano sexual del millonario con el personaje japonés. "Estaba ahí tumbada, irritada porque me estaba follando un tipo con el vello púbico de un yeti y la polla como el personaje de la seta de Mario Kart..." es la frase exacta que utiliza.

Estaba ahí tumbada, irritada porque me estaba follando un tío con el vello púbico de un yeti y la polla como la seta de Mario Kart..."Stormy Daniels

Según The Guardian, Daniels describe el pene de Trump como "más pequeño de lo normal" pero "no enano", y asegura que el magnate "sabe que tiene un pene anormal, tiene un glande como un hongo gigante".

"Podría ser el sexo menos interesante que he tenido nunca, pero claramente él no comparte esa opinión", añade con ironía.

"Tuve sexo con esa cosa. Ugh"

Entre otras revelaciones, Daniels asegura que Trump se ofreció a trampear uno de sus realities para meterla a ella y cuestiona que esté capacitado para ser presidente de EEUU....

Sigue leyendo en El HuffPost