Penélope Cruz vuelve a Chanel para convertirse en la más elegante de los Premios Oscar

Por Marina Scofield
Photo credit: Amy Sussman - Getty Images

From Diez Minutos

Cuando Penélope Cruz apareció en la gala de los Premios Goya vistiendo un impresionante diseño de Ralph & Russo decorado con flores en tonos azulados y morados, sabíamos que esta gala de los Premios Oscar nos deparaba algo aún mayor y sobre todo, una quizás inesperada elección. Sin embargo, mientras todos buscaban la sorpresa Penélope ha decidido pisar sobre seguro, apostando por su firma de cabecera y la predilecta para las ocasiones más especiales, Chanel.

La actriz ha conquistado la alfombra roja más internacional del cine vistiendo un diseño asimétrico con una voluminosa falda globo con tul en la parte inferior y escote halter en el inconfundible negro de la maison francesa. El vestido además, está decorado con un cinturón de otro de los elementos emblemáticos de la casa, las perlas, y la flor blanca en medio del escote que también ha decorado muchas de las colecciones de la etiqueta desde que nació allá por 1909.

Photo credit: Getty Images

Penélope, quien será la encargada de dar el galardón a Mejor Película de habla no inglesa, ha combinado este elegante diseño con unos salones negros de pulsera estilo mary jane. Ha completado esta sobria y clásica elección con piezas de joyería de lo más sutiles, entre las que destacan unos pendientes con forma de lágrima de diamantes y oro blanco. Respecto a la elección del maquillaje, la intérprete de Dolor y Gloria ha vuelto a optar por un estilo natural, con sombras de ojos en tonos tierra y labios en un discreto tono beige. El peinado también lo ha mantenido en el tono minimalista que ha caracterizado todo el look, luciendo una melena ultralisa con raya al medio.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Con este look, Penélope Cruz continúa con su legado de vestir de negro en las más elegantes alfombras rojas. Una elección siempre acertada que, en esta gala de los Premios Oscar 2020, ha sabido bordar más que nunca.