Penélope Cruz saca su versión más atrevida en el Festival de San Sebastián

·2 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

La llegada de Penélope Cruz al Festival de Cine de San Sebastián está dando mucho de qué hablar. Primero, sorprendía en la jornada de día con un modelito todo al negro con pantalones anchos, luego nos conquistó con su propuesta babydoll y, ahora, saca a la luz su esencia más rompedora con uno de los vestidos de encajes más atrevidos que ha lucido hasta la fecha demostrando una vez más su incansable objetivo de dejar sin palabras a sus seguidores en cada alfombra roja que pisa.

La actriz acude al prestigioso festival para presentar el drama dirigido por Juan Diego Botto, 'En los márgenes', y recoger el Premio Nacional de Cinematografía, otro de los múltiples galardones que añadir a su trayectoria. Tal y como no es de sospechar, su llegada estuvo acompañada de aplausos y vítores de todos los afortunados que estaban presentes, y no es ninguna sospecha si decimos que -en parte- se debe a su impactante estilismo.

De nuevo, la estrella de cine internacional apostaba por Chanel como buena embajadora de la firma. Aunque esta vez, por un espectacular diseño de encaje y strass personalizado de la colección Primavera/Verano 2022 de la maison francesa que, sin duda, se encuentra entre sus propuestas más aclamadas.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Carlos Alvarez - Getty Images
Photo credit: Carlos Alvarez - Getty Images

Penélope Cruz presumía de su esencia más explosiva enfundada en un radiante vestido largo de encaje en azul marino repleto de apliques cuya estructura le sentaba como anillo al dedo.

El corte del diseño con escote en forma de corazón y cuerpo completamente entallado conseguía ensalzar la zona del pecho de la actriz, pero la zona inferior, fluida, con gran abertura frontal terminaba de rematar el poder favorecedor del vestido sobre la silueta de la artista.

Cruz ha completado el estilismo con unas clásicas sandalias negras de tacón súper atemporales que consiguen dejar como único protagonista el sensacional vestido que lució. ¿El resultado? Elegante y sensual por partes iguales, está magnífica.