'La abuela', el peliculón de terror que le faltó a 2021

·5 min de lectura

Por Alberto Cano.- El atasco de estrenos que propició la COVID-19 también afectó considerablemente al cine de terror. Como consecuencia, en 2021 el género nos trajo un aluvión de títulos en cines y plataformas como fue el caso de Expediente Warren: Obligado por el demonio, Un lugar tranquilo 2, Halloween Kills, Spiral: Saw, Maligno, Antlers, La calle del terror, Candyman, Última noche en el Soho o The Night House, entre muchas otras. Sin embargo, esta saturación de títulos sumada a las restricciones de las salas a lo largo del año hizo que el terror se quede lejos de funcionar a pleno rendimiento. Por no hablar de que muchas de estas cintas, especialmente las sagas más reconocidas, se han quedado a años luz de alcanzar la calidad que podríamos esperar

Por esta razón, algunas películas de terror han optado por trasladar su estreno a 2022, como bien ha sido el caso de la española La abuela, que tras varios retrasos llega a las salas el 28 de enero. Se trata de la nueva producción de Paco Plaza, director de [REC] y Verónica, quien en esta ocasión se ha unido al cineasta Carlos Vermut, responsable de aclamadas cintas como Magical Girl o Quien te cantará, para ofrecer una fábula terrorífica sobre la vejez y la obsesión por la belleza.

Fotograma de 'La abuela' (Foto: Sony Pictures)
Fotograma de 'La abuela' (Foto: Sony Pictures)

La película se presentó en festivales como San Sebastián y Sitges y si bien tenía previsto su estreno para Halloween, los retrasos por la pandemia le impidieron erigirse como el gran título de terror de 2021 que mereció ser.

La abuela tiene todos los ingredientes para ser a su vez una pesadillesca historia de horror sobrenatural y un drama asfixiante sobre la vejez. Gracias al guion impecable de Carlos Vermut, se ponen sobre el tablero cuestiones relevantes sobre el miedo a envejecer, la obsesión por el físico o la presión social sobre la belleza que se ejerce desde sectores como la moda o la publicidad, que continuamente nos bombardean con imágenes que nos crean falsos ideales. Todo ello se turna en una pesadilla bajo la buena habilidad tras las cámaras de Paco Plaza que, poco a poco, va introduciéndote en un ambiente opresivo y escalofriante que desemboca en un tramo final de puro infarto y horror prestado a la fantasía más tenebrosa.

Plaza vuelve a hacer uso de los elementos que tan bien le funcionaron en Verónica, incluido ese anclaje en la cultura popular española que tan cercana hacía sentir a la historia. Al igual que aquella nos trasladaba a una genial recreación del Vallecas de los años 90, aquí se visitan localizaciones emblemáticas de Madrid, recrea las casas y localizaciones de formas muy reconocibles e incluso en su banda sonora utiliza canciones míticas como La raja de tu falda de Estopa. No obstante, creo que en los códigos del cine de terror ha estado mucho más avispado que en el título protagonizado por Sandra Escacena en 2017. A ratos, Verónica me daba la impresión de que caía en muchos lugares comunes recurriendo al susto fácil y a los efectos de sonido ruidosos, mientras que aquí, en La abuela, la mayor parte del esfuerzo se concentra en la construcción de la atmósfera, en ir generando intriga y en irte introduciendo poco a poco en el horror hasta estallar en un epílogo que, aparte de hacerte saltar de la butaca, hará que sus imágenes de pura pesadilla se te queden grabadas a fuego en la mente.

Fotograma de La Abuela (cortesía de Sony Pictures)
Fotograma de La Abuela (cortesía de Sony Pictures)

Valorando que Verónica estuvo nominada a los Goya en categorías principales como Mejor Película o Mejor Dirección, La abuela debería haber seguido el mismo camino. La cinta dispone de todos los elementos que hicieron triunfar a este trabajo previo de Paco Plaza pero con un estilo mucho más depurado en el manejo del terror y cuestiones más trascendentes a nivel dramático. El problema es que el cine de género sigue sin tener la suficiente valoración dentro de los círculos académicos, y en el caso de Verónica, aparte del buen clamor de la crítica, también vino arropada por una buena acogida por parte del público en taquilla tras recaudar 3,5 millones de euros y reunir a más de medio millón de personas en las salas, justo lo que le ha faltado a La Abuela en 2021. Pese a haber sido presentada en festivales como San Sebastián y obtener críticas bastante favorables, le ha faltado este clamor popular que la erigiera como una opción competente frente a los grandes títulos que el cine nacional nos ha dejado en 2021.

Y es que aunque se estrene en 2022, al haberse exhibido en festivales y haber tenido pases abiertos al público en diversos cines e instituciones, La Abuela fue una de las candidatas a premios como los Goya o los Feroz dentro de las opciones elegibles del año. En los primeros solo logró dos nominaciones técnicas a Mejor Sonido y Mejor Música Original, mientras que en los Feroz únicamente ha sido mencionada en categorías como Mejor Tráiler y Mejor Cartel. Y es una pena, porque cuando salí de verla en un pase previo pensé en que podría ser otra gran oportunidad para reconocer al cine de terror a nivel académico, pero al final, ante la inaccesibilidad del público a ella y poca repercusión por este retraso no ha sido así.

Fotograma de La Abuela (cortesía de Sony Pictures)
Fotograma de La Abuela (cortesía de Sony Pictures)

También es cierto que, ante los pobres resultados en taquilla que estaba mostrando el cine español en 2021 y la saturación de terror que hubo a lo largo del año, era una decisión entendible a nivel comercial. Además, un fracaso en taquilla muy probablemente la hubiera hecho relucir aún menos.

De todos modos, merece destacar y ser recordada como uno de los grandes títulos recientes de terror español.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente