Asesinos, marcianos y clásicos Disney, ¿qué películas nos traumatizaron de niños?

¿Quién no tuvo de niño la impresión de ver algo que no debería haber visto? Fuese por calificaciones de edad mal ajustadas, por descuido de los mayores o por aquel primo amante del cine de terror, el hecho es que todos tenemos guardamos recuerdo más o menos traumático en nuestra experiencia cinematográfica. Escenas o incluso películas enteras que, pretendiéndolo o no, hicieron que nuestros ojos se abriesen como platos –y que esa noche nuestros padres no pudiesen cerrar los suyos.

Entre los traumas más citados están asesinos como el payaso Pennywise de It, secuencias terroríficas de Disney y hasta los invasores de Mars Attacks! (Imágenes: © Warner Bros. Television / Walt DIsney / Warner Bros.)

Este es exactamente el punto sensible que ha tocado la tuitera Ashley Bower al lanzar la pregunta: ¿Qué película te traumatizó de niño? Y lo ha hecho dando la cara y reconociendo antes que nadie la suya propia: Jumanji.

Curiosa elección, aunque no negamos que aquella película de 1995 (no así sus remakes) contenga ideas e imágenes que puedan resultar perturbadoras para muchos niños. Sin embargo, no es esta la confesión la más extraña que nos hemos encontrado entre las respuestas al tuit de Bower, ni de lejos.

Al revisarlas, lo primero que nos viene a la mente es que muchas cintas familiares de los 80 y 90 (y también de décadas anteriores) parecen dirigidas a una sensibilidad mucho menos sobreprotectora que la actual y contienen no pocos momentos oscuros, trágicos inquietantes. Por ello, no es de extrañar que sean esas dos décadas las que predominen en las respuestas de los tuiteros.

Pero empezando por lo más obvio, muchos recuerdan haber visto de niños películas de terror claramente dirigidas a un público adulto, que causaron en ellos el efecto esperable:

Otro ineludible de los traumas infantiles es Walt Disney, que en casi todos sus grandes clásicos incluye al menos una o dos escenas siniestras y/o surrealistas, perfectamente calculadas para desatar los miedos informes del niño:

En el mismo saco que los clásicos Disney podríamos meter a Coraline, otro oscuro cuento de hadas moderno que no teme asomarse a los abismos del horror infantil y del que muchos hoy tienen un recuerdo agridulce:

Y pasamos ya a los “raritos”. En primer lugar, pese a su tonto claramente satírico y su ritmo bailongo, algunos aseguran que el histórico videoclip de Michael Jackson, Thriller, les heló la sangre de pequeños:

Bien, no dejan de ser zombis exquisitamente caracterizados por el gran Rick Baker y su equipo. Es evidente que las criaturas deformes y extrañas siempre intimidan a los niños, y por eso mismo no podían faltar los extraterrestres entre las confesiones de los tuiteros.

Lo que nos cuesta entender es que alguien pudiese sentir miedo ante el adorable E.T.... pero así parece ser:

Ahora bien, si la encuesta informal de Bower nos ha descubierto algo es que Mars Attacks!, la paródica cinta de ciencia ficción que Tim Burton estrenó en  1996 traumatizó a toda una generación.

En efecto, no fueron los invasores genocidas de Independence Day ni los agresivos insectos gigantes de Starship Troopers los que se colaron en los sueños de los niños de los 90, sino aquellos enanos cabezones y traicioneros cuyos enormes cerebros explotaban al oír el tema “Indian Love Call” de Slim Whitman…

Vamos a ver: ¡si toda la peli es una parodia de las películas de extraterrestres de los años 50! ¡Una adaptación irónica de las míticas cartas coleccionables de los 60! ¡Puro chiste tras chiste! ¿Cómo puede asustar a alguien?

Aunque, pensándolo bien… quizá un niño no lo viese así.

Quizá para un niño el humor negro y satírico de Mars Attacks! pasase desapercibido ante los rostros cadavéricos de los marcianos, sus enormes ojos sin párpados, sus rayos desintegradores que reducían a sus víctimas a esqueletos, sus artilugios para torturar, mutilar y asesinar humanos de mil formas retorcidas…

Está bien, quizá a nosotros también nos dio algo de miedo Mars Attacks! Quizá mucho miedo.

.....

¿Más que ninguna otra película? Puede ser, puede ser...

......

¿Podemos dejar el tema?

Más historias que te pueden interesar: