La película de Netflix que le ha quitado el número 1 a ‘El juego del calamar’

·7 min de lectura

No cabe duda de que El juego del calamar es el fenómeno de streaming del año. Desde su estreno a mediados de septiembre de este año, la ficción surcoreana se ha convertido en la serie más vista de Netflix, arrasando en todo el mundo y ocupando en tiempo récord un lugar muy destacado en la cultura popular. Pero claro, todo reinado tarde o temprano llega a su fin, y tras más de un mes en lo más alto del top de lo más visto de Netflix, la serie ha sido destronada.

La responsable de arrebatarle el primer puesto es una película que no había generado mucha expectación, pero que parece estar gustando más de lo esperado a la audiencia, Ejército de los ladrones (Army of Thieves), precuela de Ejército de los muertos de Zack Snyder, con la que Netflix está construyendo un universo cinematográfico en el que varios géneros se dan la mano bajo una misma idea, la del Apocalipsis zombie. Así es Ejército de los ladrones, una película que nadie pidió, pero que ha resultado ser una grata y divertida sorpresa.

Cartel de 'Ejército de los ladrones' (Netflix)
Cartel de 'Ejército de los ladrones' (Netflix)

Aunque Warner no le va a devolver su Universo DC después de lo ocurrido con el estreno en cines de Liga de la Justicia y con nuevos planes de futuro sobre la mesa (sean cuales sean), Zack Snyder puede presumir de estar atravesando un excelente momento profesional gracias al éxito de sus últimas películas. Su Snyder Cut de Liga de la Justicia fue tal bombazo en HBO Max que los fans de su visión para DC siguen haciendo campaña para que se restaure en “Snyderverso” y se continúe la línea narrativa que él comenzó. Y este auge de popularidad y apoyo fan recibió pronto otro impulso con el estreno de Ejército de los muertos, que llegó a Netflix la pasada primavera. En otras palabras, Snyder tiene su propio ejército de seguidores.

El cineasta volvía este año al subgénero zombie tras su aclamada Amanecer de los muertos (2004) con una película de alto presupuesto que mezclaba un gran golpe en Las Vegas con el terror de supervivencia durante una invasión zombie. Su propuesta sangrienta y llena de acción y humor no convencía del todo a la crítica, pero no tardó en alzarse como una de las películas originales de Netflix más vistas de la plataforma, con 75 millones de reproducciones en su primer mes (Deadline). Como los mismos infectados, el género se resiste a morir, y el éxito de la película entre la audiencia justificaba el spin-off que ya se había rodado antes y que llegaría al streamer tan solo unos meses después.

Ejército de los ladrones es una precuela que narra los orígenes de uno de los personajes más populares del film original, Dieter. El actor que le dio vida, Matthias Schweighöfer, regresa para interpretarlo en el spin-off y además toma el relevo de Snyder a la dirección, mientras él se queda como productor ejecutivo y creador del universo de ficción en el que transcurre. Acompañando a Dieter, la película nos presenta a un nuevo y variopinto ejército de especialistas, con un reparto formado por Nathalie Emmanuel, Guz Khan, Ruby O. Fee, Stuart Martin, Jonathan Cohen, Noemie Nakai y Peter Simonischek.

Curiosamente, la precuela no se adscribe al género de terror, sino que se desarrolla completamente como una película de atracos y comedia romántica, que transcurre paralelamente al inicio de la invasión, durante las primeras etapas del brote zombie en Nevada, y solo muestra varios atisbos de lo que vendrá más adelante a través de las noticias y las visiones del protagonista. Ejército de los ladrones es la historia de cómo un tímido y socialmente torpe trabajador de banco y YouTuber sin éxito llamado Sebastian se convirtió en Dieter, el prodigioso experto en abrir cajas fuertes, y se unió a una banda de atracadores para realizar un golpe imposible: robar tres de las cajas fuertes más seguras del mundo, obras maestras del arte de la máxima seguridad.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tweet no disponible por tus preferencias de privacidad

Ejército de los ladrones se desarrolla de forma similar a The Italian Job y otras películas de atracos, con una pizca de Fast & Furious y un corazón de comedia romántica que le da un toque especial. Sin embargo, el personaje de Schweighöfer no es el típico héroe macho de acción a lo Vin Diesel o Dwayne Johnson, sino más bien todo lo contrario, un hombre intelectual y peculiar nada acostumbrado a la acción que se eleva por encima de las circunstancias gracias a su ingenio, no a la fuerza bruta. Pero si Schweighöfer sigue siendo adorable como Sebastian (aunque pueda acabar cansando en dosis mayores), la película en realidad no es suya, sino de Nathalie Emmanuel (que interpreta a la líder del grupo de atracadores, Gwen), la verdadera revelación. La actriz de Juego de Tronos y Fast & Furious se confirma aquí como una gran heroína de acción, eclipsando al resto del reparto con un personaje del que, sinceramente, no me importaría ver otro spin-off.

Y es que, contra todo pronóstico, Ejército de los ladrones ha resultado ser mejor de lo que tenía derecho a ser. Quizá fueran las bajas expectativas (no esperaba nada de ella y la original tampoco me pareció gran cosa), pero Schweighöfer y Snyder se han sacado de la manga una película mucho más fresca y divertida de lo que esperaba. Es cierto que no reinventa el género, pero está realizada con estilo y personalidad, algo que no se puede decir de la mayoría de películas originales de Netflix; construyendo una historia que funciona de forma independiente a la vez que sirve como pieza de un universo mayor, y que contiene escenas de acción impecablemente ejecutadas, con alguna que otra persecución que bien podría estar en alguna entrega de F&F.

Sin ser ninguna obra maestra (ni lo esperábamos), Ejército de los ladrones cumple de sobra, mostrando además una clara intención de crear algo más que un subproducto. La película se beneficia de la química entre sus protagonistas y la presencia de Schweighöfer, tanto delante como detrás de las cámaras, aportando una energía contagiosa que evita el aburrimiento. Y no solo eso, sino que hay emoción, no es una mera cinta de acción fría y vacía, sino que se molesta en desarrollar a sus personajes, principalmente a Sebastian y Gwen, que forman una pareja por la que es fácil sentir apego, juntos y por separado. En definitiva, no le cambiará la vida a nadie, pero se sitúa considerablemente por encima del océano de películas de usar y tirar de la plataforma.

Lejos de ser recibida con cinismo, Ejército de los ladrones ha sido abrazada por los espectadores. De hecho, en la web agregadora de críticas y opiniones del público Rotten Tomatoes, el spin-off se sitúa por encima de Ejército de los muertos con un nada desdeñable 71% de crítica positivas y un 75% de aprobación entre la audiencia, lo que indica que por lo general, la película está gustando. Aunque un spin-off sin apenas zombies centrado en un grupo de atracadores parecía a priori una opción extraña para continuar y expandir el universo creado por Zack Snyder, Ejército de los ladrones se ha acabado revelando como un acertado segundo paso en esta nueva franquicia, disparándose al número 1, donde lleva desde su estreno (a la hora de escribir esto, la película continúa en el primer puesto). Su existencia es la prueba de la confianza de Netflix en Snyder y su éxito la corrobora.

ARMY OF THIEVES (L to R) Matthias Schweighöfer as LUDWIG DIETER and Nathalie Emmanuel as GWENDOLINE in ARMY OF THIEVES. Photo Credit: Stanislav Honzik/Netflix  © 2021
ARMY OF THIEVES (L to R) Matthias Schweighöfer as LUDWIG DIETER and Nathalie Emmanuel as GWENDOLINE in ARMY OF THIEVES. Photo Credit: Stanislav Honzik/Netflix © 2021

La poderosa El juego del calamar no había encontrado hasta ahora a una rival que le quitase el trono, pero Dieter y sus ladrones han llevado a cabo esa misión con éxito. Por supuesto, la serie surcoreana sigue pegando fuerte. Un número 2 tras un mes y medio en la plataforma confirma que sigue siendo un monstruo de las audiencias -y no sería nada raro que volviera pronto al número 1, como ya le ocurrió a Gambito de dama el año pasado. En efecto, la serie de Hwang Dong-hyuk es oficialmente el mayor estreno de una serie en la historia de Netflix, con unos increíbles 111 millones de hogares reproduciéndola en el primer mes (NBC News).

Era inevitable que, tarde o temprano, alguna otra serie o película le quitara el trono (en Estados Unidos ocurrió antes y la responsable fue You) y Ejército de los ladrones puede presumir de dicha hazaña. Pero lo más importante no es eso, sino que una película que casi nadie esperaba y que parecía un mero capricho de su creador, ha acabado siendo una de las más simpáticas y entretenidas que nos ha ofrecido la plataforma este año.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente