“Los pusieron de rodillas y les metieron una pistola en la boca": terror en un bar de CDMX

“Los pusieron de rodillas y les metieron una pistola en la boca": terror en un bar de CDMX
FOTO ARCHIVO CUARTOSCURO.COM

Durante la madrugada del domingo 23 de febrero, un grupo de jóvenes se encontraba disfrutando de una noche de fiesta en el Bar 27, sucursal Pedregal, ubicado en la alcaldía de Coyoacán, cuando, según su versión, intentaron defender a una amiga que era acosada por unos sujetos.

Esto desató una pelea, ya que los supuestos acosadores son señalados como miembros de La Unión de Tepito, un cártel que opera en la capital mexicana.

El periodista de la fuente policíaca Carlos Jiménez menciona que varios testigos del lugar relataron que el personal de seguridad del bar sacó a los universitarios (identificados como Diego, Rodrigo y Santiago) al estacionamiento para detener la gresca, pero se los entregaron a los miembros del grupo delictivo.

Ciro Gómez Leyva presentó en su noticiero televisivo del 24 de febrero, declaraciones de familiares de los agredidos, quienes mencionan que en el estacionamiento los golpearon fuertemente, los hincaron y les metieron una pistola en la boca.

También dijeron que mientras hacían eso, meseros del bar les llevaban bebidas alcohólicas, las cuales bebían y también se las aventaban a la cara de las víctimas.

Luego de las agresiones, los supuestos miembros de La Unión les robaron sus teléfonos, carteras y se llevaron las llaves de un Audi A4. Los familiares mencionaron que los agresores les dijeron: “Tienen diez segundos para largarse o se los carga la “@#“%”.

Los amigos de los jóvenes los hallaron una hora después de que fueran sacados del bar; estaban sangrando. Las fotos publicadas por Carlos Jiménez señalan que a Rodrigo le deformaron el rostro y Santiago apenas podía abrir el ojo izquierdo. También indican que los administradores del Bar 27 nunca llamaron a la policía para reportar el incidente.

Por otro lado, el Grupo 27, dueño del bar, emitió un comunicado en el que mencionan que siguieron el protocolo de seguridad y que se encuentran afectados al ser señalados como cómplices de lo ocurrido, “Nos sentimos muy afectados al ver declaraciones acusando al lugar y a nuestros colaboradores de lastimar a los clientes y de señalarnos como actores dañinos a la sociedad, cuando siempre hemos sido todo lo contrario”.

La versión de los hechos podría ser diferente, ya que Ciro Gómez Leyva dijo en su noticiario del 25 de febrero que contactaron a los administradores del bar, quienes mencionaron que en las grabaciones no se ve en ningún momento que la pelea haya comenzado por el acoso de una mujer, si no que se aprecia que fue por un empujón.

Gómez Leyva también menciona que los empleados no vieron nada inusual en el estacionamiento, donde supuestamente encañonaron a los jóvenes. Además, afirma que hasta el momento ninguno de los agredidos ha presentado su denuncia por las presuntas agresiones que sufrieron de parte de los hombres de la Unión de Tepito.

También te puede interesar:

El movimiento feminista "es una trampa de Satanás": sacerdote de la arquidiócesis de Monterrey, México

La indignante postura de una psicóloga en México: “Una violación también es una fusión de amor”

Nadie fue a su baby shower y un montón de desconocidos le armaron una fiesta en grande