Pedro Romero y Laura Ramos reflexionan sobre el auge de la marcha nórdica

los campeones de marcha nórdica, el navarro pedro romero y la andaluza laura ramos
Pedro Romero y Laura Ramos y la marcha nórdicaRafael Peña / EFE

El navarro Pedro Romero y la andaluza Laura Ramos, que este pasado sábado se proclamaron campeones de la Copa de España de marcha nórdica en Ceuta, han reclamado "más atención" para esta disciplina deportiva porque, según coincidieron, es "tan sacrificada como la que más", aunque tenga pocos años de vida.

En una entrevista con EFE, los reciente campeones nacionales de la Copa de España Iberdrola han reconocido que se trata de una modalidad en expansión, pero pusieron en valor que los triunfos "se sudan" como en cualquier deporte.

Pedro Romero Delgado, del Club de Montaña Peña Azagresa de Azagra (Navarra), logró en Ceuta el póker de victorias en las cuatro pruebas de la Copa de España, en la que han participado 152 deportistas, a las que ha sumado este año su segundo puesto en el Campeonato de España por detrás del valenciano Ramón Álvarez.

"Estoy muy feliz de ser campeón porque el trabajo ha tenido sus resultados. El día a día no se ve, pero he trabajado con mucho esfuerzo y dedicación para alcanzar este éxito", ha reconocido.

Rivalidad

El navarro ha resaltado su triunfo en las cuatro pruebas de la Copa de España, ya que la de Ceuta cerraba las competiciones de este año después de las anteriores disputadas en Sariegos (León), Azagra (Navarra) y Bogarra (Albacete), y precisó que Ramón Álvarez, su "rival más directo", estaba "muy fuerte" y que ambos llegaron a esta última cita "con mucho ritmo", por lo que está "muy contento" por el título.

"Es muy emocionante, porque el primer campeón de España fue Pablo Ariza, que es de mi pueblo, y ahora soy yo, que entré de rebote en este deporte porque me gustaba correr, pero tuve una lesión y lo dejé. Sin embargo, le cogí el gusto a la marcha y la dedicación y la disciplina me han llevado hasta aquí", subrayó.

En su opinión, la marcha nórdica "está avanzando poco a poco en España, antes estaba un poco estancada en cuanto a árbitros y competidores, pero se está profesionalizando más", y por ello consideró que "esto acaba de empezar, porque se puede practicar en todas las edades", con lo que está "convencido" de que "dará muchas alegrías".

En este sentido, Pedro Romero valoró la expansión de la marcha nórdica, ya que, "aunque de Madrid para arriba está un poco estancado, en otros sitios como Valencia o Andalucía hay mucha cantera, y eso es lo bonito para que exista un relevo".

Además, España empezó en abril de este año a competir a nivel internacional con una primera salida a Italia (Roma), donde recordó que Ramón Álvarez quedó primero y él, segundo, una experiencia que calificó como "un paso más" porque aprendieron técnicas y métodos de organización distintos.

Romero resaltó que los más competitivos en la actualidad son "los polacos, en cuanto a ritmos y a las edades, porque son los más fuertes", mientras que en España están "cerca, pero aún queda tiempo", ya que en el aspecto económico "la marcha nórdica es sacrificada: moverte todo el año cuesta mucho dinero".

"Este año he competido con mi club y el año próximo lo haré por la Federación de Navarra, al entrar en los presupuestos de 2023. Esa ayuda nos vendrá de lujo porque somos trabajadores, en mi caso electricista, y no es fácil compaginar todo, aunque me levanto a las 4 o 5 de la madrugada para poder entrenar", precisó.

También incidió en que "los triunfos no son suerte, ya que la suerte se madruga y se trabaja, porque nadie regala nada", comentó antes de dedicar su triunfo a toda su familia, al pueblo de Azagra y a su club.

Laura Ramos

Por su parte, Laura Ramos Bejarano, del Club Nordic Walking Sevilla pero natural de Huelva, se alzó con el título nacional tanto de la Copa de España -con 132 deportistas en liza- como del Campeonato de España, superando en ambos torneos a la navarra Izaskun Bengoa, del CD Haztén.

"Ha sido una temporada larguísima, en la que empecé ganando la Copa, tuve un pequeño escalón a mitad y luego las dos últimas me han ido genial, de ahí que estoy muy orgullosa de cómo me han ido las cosas", manifestó.

Para la onubense, de 32 años, la marcha nórdica "está en auge" y seguirá en ascenso, pues cada vez son "más competidores", y añadió: "desde fuera parece que es un deporte que no requiere mucho sacrificio, pero es supercompleto y necesita bastante esfuerzo físico y mantener un ritmo constante y fuerte durante muchos kilómetros". Competir a nivel internacional no lo ve tan lejos, aunque entiende que "es un proceso lento". "Ya tenemos una selección española de marcha nórdica y hay que tener paciencia", dijo.

Laura Ramos indicó que ser campeona supone "un orgullo por la constancia, el esfuerzo y el sacrificio" que conlleva, aunque también ha "disfrutado" en una última prueba, la de Ceuta, que "ha sido parecida a la primera en León" por el desnivel del recorrido, un factor por el que también constituía "un reto importante".

La onubense de Santa Ana la Real resaltó el crecimiento de la marcha nórdica en Andalucía, donde "cada vez hay más competidores", si bien admitió que a "algunas autonomías les está costando arrancar".

En cuanto a la participantes femeninas, destacó que esta modalidad deportiva está en un momento "muy bueno", pues son "muchas las competidoras", entre ellas su "gran rival", la exciclista vasca Izaskun Bengoa, y añadió que ambas han "estado muy cerca" siempre en las distintas pruebas de esta Copa de España.

"Ahora toca descansar un poco para afrontar con fuerzas la próxima temporada para mantener el nivel", comentó Laura Ramos, quien invitó a la práctica de un deporte como la marcha nórdica, que "seguro que les enganchará", ya que "desde fuera no parece con mucha fuerza, pero sí lo es, además de ser complicado".