Pedro Jota vs Agatha Ruiz de la Prada: la guerra fría ha explotado

Siempre han tratado de ser discretos y de no atacarse mutuamente, pero después de tres años divorciados, Ágatha Ruiz de la Prada y Pedro J. Ramírez han roto la guerra fría en la que estaban sumidos desde entonces. Su separación tras 30 años de matrimonio dejaba a todos con la boca abierta en noviembre de 2016, y esta semana la diseñadora ha contraatacado con una entrevista que no le ha hecho ninguna gracia al padre de sus dos hijos.

Ágatha Ruiz de la Prada en uno de sus desfiles en Madrid. (Photo by Juan Naharro Gimenez/WireImage)

Ágatha Ruiz de la Prada concedía una entrevista este lunes al diario El Mundo, periódico que fundó Pedro Jota y que además dirigió durante un cuarto de siglo. En la charla, la periodista Beatriz Miranda le comenta a la diseñadora de los vestidos más divertidos del planeta que se ha rumoreado que su exmarido podría haberse contagiado de Coronavirus. “Sí, pero ha sido leve. Me imagino que habrá tenido algo que ver la manifestación del 8 de marzo. Ella (Cruz Sánchez de Lara) es muy activa en eso, representa a algunas feminazis”, contestaba sin cortarse un pelo Ágatha haciendo referencia clara a la tercera mujer del periodista, que además trabaja con él en El Español.

La diseñadora comenta también que no tiene ninguna relación con su ex y que desde que no está con Pedro Jota es más famosa porque “él tenía muchos enemigos y es normal que la gente me relacionara con él y no me quisiera apoyar. En el momento del divorcio ocurren lo contrario. Me quieren para hacerle la puñeta. Al final he salido beneficiadísima”.

Ante esta respuesta, Pedro Jota ha querido contestar a su exmujer directamente en su perfil de Twitter, algo que hasta ahora nunca había hecho. “Todo tiene un límite y esta vez lo han traspasado con creces tanto el diario que fundé y dirigí durante 25 años como mi ex con esta vileza”, comenzaba explicando y añadía el link a la entrevista en cuestión. “Responsabilizo personalmente al editor Antonio Faes Galiano y al director Francisco Rosell de la publicación de esta infamia. Este titular retrata la deriva que ha tomado un periódico como El Mundo que durante un cuarto de siglo rindió grandes servicios a la sociedad española”, continúa el tuit de Ramírez y añade: “En cuanto a esta última visita de la vieja dama del rencor, acabo de dar instrucciones a mis abogados para que actúen en todos los frentes posibles. Durante 4 años he guardado silencio frente a sus insultos y vejaciones continuos, pero esta expresión de odio es algo distinto”, explica Pedro Jota dando a entender que piensa demandar a la madre de sus hijos.

Con respecto a si ha podido contagiarse de Coronavirus, el periodista también ha querido aclarar su estado de salud: “Es cierto que he tenido síntomas de Coronavirus, que mi médico me ha considerado positivo al no poder hacer el test y que creo haberlos superado. Sólo alguien muy malvado puede vincular el contagio a la defensa del feminismo y la igualdad que siempre han caracterizado a Cruz. Cruz no asistió a la marcha del 8-M (ni al Congreso de Vox, ni al partido que llevó 60.000 espectadores al Wanda) pero eso es lo de menos. Hace poco dije que nada es tan nazi como llamar a alguien nazi sin motivo. Y máxime para presentarla como foco de contagio de una epidemia”, comenta en defensa de su actual pareja para la que además ha tenido palabras de agradecimiento.

“La epidemia está sacando lo mejor y lo peor del género humano. Durante los días que tuve fiebre Cruz estuvo a mi lado como nadie lo ha estado nunca. Su solidaridad y generosidad hacia los demás se manifestó en nuestra casa y eso me convirtió en el más afortunado de los seres”. Además, el periodista concluye sus siete tuits de este modo: “El rencor, la maldad, el ansia de revancha toman en expresiones como estas su versión más reaccionaria y barriobajera. La verdadera aristocracia está en el idealismo y la bondad humana. Yo he tenido la dicha de encontrarla al fin y voy a defenderla en todos los terrenos”, un contraataque en toda regla que Ramírez ha llevado a cabo por primera vez en casi cuatro años divorciados.

Pedro J. Ramírez y su segunda mujer Cruz Sánchez. (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)

En guerra fría desde su divorcio

La pareja siempre se mantuvo unida durante 30 años pese a las polémicas mediáticas y las adversidades, pero en noviembre de 2016, Pedro Jota y Ágatha anunciaban que se divorciaban. Todos nos quedamos atónitos ya que esa misma semana aparecía en los quioscos una entrevista al matrimonio donde contaban lo felices que eran después de tantos años juntos. Y es más, ese verano habían decidido casarse para no tener problemas con el papeleo ya que en treinta años como pareja no habían firmado ningún tipo de papel que acreditara su unión. Pero la realidad era otra.

En 1997, saltó a los medios un polémico video, pero la diseñadora perdonó a su entonces marido.  pero "Yo le perdoné y me porté muy bien. Otra cosa es que yo luego aprovechara y tirase para lo que a mí me convenía. Pero es que esas cosas o te separan o te unen y luego Pedro J. se portó fenomenal. A mí me vino muy bien porque se acojonó tanto que se ha portado mucho mejor de lo que se hubiese portado sin el vídeo. Me trató durante años como una reina", decía Ágatha en una entrevista con Risto Mejide en televisión.

El periodista y la diseñadora estuvieron juntos durante 30 años. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)

En 2016, la situación cambió porque fue el periodista el que decidió poner fin a la relación con la diseñadora. Pedro Jota (que había estado casado con Rocío Fernández en 1982 y con la que tuvo a su primera hija María) tenía un nuevo amor y así se lo comuncó a su hasta entonces mujer y madre de sus hijos Cósima y Tristán. En ese momento, todos queríamos saber quién era la mujer por la que el periodista se había vuelto loco de amor. Se trataba de Cruz Sánchez Lara, reconocida abogada de la capital, gracias a su labor al frente del bufete Sánchez de Lara Abogados.

Casi un año después, Cruz daba una entrevista a Vanity Fair en la que contaba que se habían conocido a finales de 2015 pero que su relación había sido estrictamente profesional hasta quince meses más tarde. “He dejado de tener ese patrimonio tan maravilloso que es el anonimato y he hecho esa renuncia por el amor que siento por él. Eso lo compensa todo", decía la abogada.

Cruz y Pedro Jota se casaban en septiembre de 2017 en una ceremonia íntima ante notario. "Nos dijimos lo que queríamos para el resto de nuestras vidas. Nos regalamos palabras fabulosas. No hubo fiesta, ni regalos, ni invitados, ni anillos, ni vestido blanco, pero fue la boda más emocionante y bonita que hubiera podido tener", explicaba emocionada ella.

Pedro J Ramírez con su tercera mujer Cruz Sánchez Lara. (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)

Tras el divorcio, Ágatha quiso dar su versión de los hechos y ser tan clara y directa como siempre ha sido. Concedía una entrevista a la revista ¡Hola! en junio de 2017 en la que explicaba que “no hay vuelta atrás. Estoy indignada y desde luego que no intuía que pudiera suceder. Es una putada”. Según su versión, tras un viaje de varias semanas, a su regreso a Madrid, su marido le dijo de buena mañana que tenían que hablar y que quería separarse.

“Reaccioné de una manera muy femenina. Me dije: “No preguntes ni por qué, ni con quién ni cuando”. Pero él argumentó que se encontraba muy solo y que los niños estaban conmigo, que Cósima, a la que está muy unido, se había ido fuera… Cuatro tonterías, a mi entender. Y añadió: “Pues que, a lo mejor, le quedaban diez años de vida y que quería ser feliz. ¡Y yo que creía que éramos súperfelices! Pero bueno, así es la vida”, declaraba entonces Ágatha que pidió sus hijos que se quedaran a su lado. “Llamé a Tristán, se lo conté y se quedó flipado. Cósima tampoco puede creerse lo que sucedido. He pedido a mis hijos que se queden en casa conmigo por lo menos un año”, comentaba la diseñadora que además en ese proceso de separación había perdido 20 kilos.

Ágatha ha mantenido una relación de varios meses con Luis Miguel Rodríguez. (Photo credit should read Legan P. Mace / Echoes Wire / Barcroft Media via Getty Images)

Por su parte, y hasta esta misma semana, Pedro Jota siempre ha tratado de ser correcto y educado con la madre de sus hijos. "Ni Cruz ni yo hablamos de ninguna otra persona. El amor siempre va a prevalecer sobre el odio. Además cuando esto pase, se recordará la generosidad sobre el rencor. De mi ámbito personal no saldrá ninguna otra palabra”, concluía en una entrevista en la radio.

Pasado el tiempo, parece que las espadas están en lo más alto y que tras el intercambio de declaraciones y la ‘amenaza’ de una demanda por parte del periodista a la diseñadora, la guerra ha estallado, esta vez de verdad, en una de las exparejas más mediáticas de España.

Más historias que te pueden interesar: