Pedro García Aguado: "Les he plantado cara a las grandes cadenas y eso no gusta"

Por Paula Olvera.- Pedro García Aguado es uno de los presentadores más versátiles de la pequeña pantalla. En su trayectoria mediática el exjugador de waterpolo, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, ha demostrado que se adapta a varios tipos de formatos: desde liderar siete temporadas del programa Hermano mayor en Cuatro, ser jurado en Levántate de Telecinco, hasta conducir el docu-reality Cazadores de trolls en laSexta. Tras terminar su relación laboral con la cadena de Fuencarral, y más recientemente tras la no renovación de su contrato con el grupo audiovisual de San Sebastián de los Reyes, hablamos en exclusiva con el también conferenciante sobre sus proyectos para este 2019 fuera de las cámaras de televisión.

Pedro García Aguado (©Mimusa Management)

-De 2009 a 2015 presentaste el programa Hermano mayor en Cuatro. ¿Qué te aportó a nivel personal ayudar a tantos jóvenes con problemas?
Venía de ayudar a personas con problemas de adicción en un centro terapéutico. La posibilidad de ayudar a familias con hijos con problemas de conducta me generó mucho estrés y al mismo tiempo mucha experiencia para seguir ayudando mejor.

-¿Recuerdas algún caso de adolescentes y familias en conflicto en el que te implicaras emocionalmente de forma especial?
En todos y cada uno de los casos me involucré personalmente ya que no entiendo otra forma de ayudar. No sólo seguí algunos casos, sino que abrí la asociación Hermano Mayor (ahora con otro nombre ya que la cadena Cuatro no me dejó seguir con ese nombre) para ayudar más allá de la tele. Ayude a pagar cursos de formación para algunas de las personas que participaron tanto en Hermano mayor como en el programa El Campamento, aún a día de hoy sigo ayudándoles a salir adelante.

-¿Te gustaría que el programa regresara a la pequeña pantalla?
Pienso que cumplió su función: sacar a la luz una problemática existente en los hogares españoles y en todos los segmentos sociales. No sólo existe violencia filio-parental en los hogares más desfavorecidos. Esta problemática es transversal.

-Tienes dos hijas adolescentes, ¿cuál es tu mayor preocupación como padre actualmente?
Que sean capaces de valerse por sí mismas, que sean capaces de superar adversidades, que aprendan a comportarse de forma responsable, es decir, que no echen la culpa de lo que les pasa a los demás, que sean ricas en valores y sensibles a los problemas sociales, con capacidad para ayudar cuando sea necesario. Y sobre todo que aprendan a ser felices y lo sean.

-En tu trayectoria mediática hay que recordar que en 2015 fuiste jurado en el programa Levántate de Telecinco. Ya que actualmente siguen emitiéndose programas en la parrilla dedicados a nuevos descubrimientos, ¿qué valoración haces del talento en nuestro país?
Somos uno de los países de la Comunidad Económica Europea con mayor talento por metro cuadrado, y además en muchas áreas, no sólo el talento artístico, también en muchos sectores. Pero no nos valoramos ni queremos lo suficiente.

-Me llamó también mucho la atención tu paso por Cazadores de trolls, ayudando a personas anónimas que eran víctimas del acoso online. ¿Cuál fue la mayor enseñanza que aprendiste tras conducir este programa?
Después de ese programa montamos una asesoría para ayudar a todas aquellas personas víctimas de acoso online. Stop Haters es su nombre. Aprendía aspectos legales, psicológicos, técnicos y cómo actuar ante esos casos. Desde Stop Haters hemos atendido más de 1.000 peticiones de ayuda.

-A día de hoy, ¿qué echas de menos de tu etapa como waterpolista?
Nada. Bueno sí, el estar más en forma.

-¿Qué le dirías a tu yo “más conflictivo” del pasado?
Serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar aquellas que si puedo y sabiduría para reconocer la diferencia.

-Dejando de lado tu faceta de deportista, ¿qué te aporta la televisión?
La televisión ha sido para mí siempre un medio para ayudar, no el fin. La televisión es un escaparate muy potente tanto para lo malo como para lo bueno, pero no es mi objetivo de vida. Les he plantado cara a las grandes cadenas y eso no gusta. Me siento orgulloso de ello. Si no entienden cuál es mi papel en la televisión, y para mí es el de ayudar a resolver situaciones difíciles y hacer que las personas se sientan mejor, es que no han entendido nada.

-¿Cuáles son tus proyectos para este 2019?
En este año 2019 hemos abierto un centro de tratamiento en régimen residencial para ayudar a personas adictas tanto a sustancias como al juego. Ya lo veníamos haciendo desde hace más de seis años de forma ambulatoria en el Centro Tempus en Barcelona. También seguimos ofreciendo ayuda a familias para que eviten el mal comportamiento y el fracaso escolar desde el proyecto Aprender a educar.  En este 2019 sacaremos una app para seguir ayudando a personas que lo necesiten. Hemos empezado, además de las que ya hacíamos en colegios, AMPAS y empresas, un ciclo de conferencias con una organización que se llama Mentes Expertas. Colaboro con la Fundación Lo Que De Verdad Importa en la transmisión de valores en España y en Latinoamérica. Apoyo el movimiento Mis hermanos catalanes de la Fundación Españoles de a Pie para hacer llegar a los catalanes el cariño del resto de las Comunidades Autónomas intentando, en la medida de lo posible, disminuir el nivel de tensión que los políticos independentistas han inoculado en las personas y que tanto daño está haciendo en la visión y afecto hacia Cataluña del resto de españoles. Y hay diversas ofertas de televisión encima de la mesa. Aunque no es lo que más me atraiga a día de hoy.

Para seguir leyendo:
Zahara: “Una de las cosas que aprendes cuando eres madre es a priorizar”
Jon Sistiaga: “Si me preguntara el Papa Francisco por los siete pecados capitales le diría que quitara la lujuria: follar no es pecado”

Imagen: ©Mimusa Management