Pedro Castillo promete justicia tras muerte de militares en enfrentamiento con Sendero Luminoso

·3 min de lectura
© REUTERS - Sebastián Castañeda

Las víctimas, de las fuerzas militares, se produjeron en medio de enfrentamientos con remanentes del grupo Sendero Luminoso. El operativo contra los alzados, que inició el 11 de agosto en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem por sus siglas), dejó “una importante cantidad de bajas en las filas rebeldes" expresa un comunicado de las Fuerzas Armadas.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, aseguró que su Gobierno “no claudicará en la lucha antisubversiva para mantener la paz y la tranquilidad del país”.

El pronunciamiento fue hecho en el marco del operativo que realizaron las fuerzas militares en contra del grupo armado y en el cual resultó herido el jefe de los rebeldes, conocido como ‘José’. hermano del anterior líder Jorge Quispe Palomino, alias ‘camarada Raúl’.

“Sus muertes no quedarán impunes”, puntualizó el mandatario.

Las operaciones de combate, que continúan junto a la Policía Nacional, hasta el momento han alcanzado una serie de campamentos terroristas en Vizcatán. En ellos se capturó armamento, material de comunicaciones, equipamiento, laptops, "abundante literatura, documentos y otros materiales de “mucho interés”, agrega el comunicado del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA).

Castillo ordenó la continuidad en las búsquedas de “remanentes terroristas”.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas también informó que otro suboficial resultó herido en las maniobras llevadas a cabo en la región de Vizcatán, la misma zona donde falleció otro soldado el pasado 15 de julio.

El Vraem, una zona conflictiva

El Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro, en el sur de los Andes peruanos, es una extensa región de selva montañosa en los que se ubican tres departamentos distintos y conviven el narcotráfico junto a los remanentes de Sendero Luminoso.

Ambos mantienen un acuerdo de financiación a cambio de seguridad para sacar la droga de la zona, la mayor cuenca cocalera del país suramericano.

Según el CCFFAA, existen 46 bases rebeldes en el lugar, que se encuentra en emergencia desde hace más de una década. El plan de limpieza del área, llevado a cabo por los militares peruanos, consta de cuatro fases: implementación y despliegue, intervención, consolidación y normalización.

El Vraem es el último escenario activo del conflicto interno provocado por Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA). Según la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, los enfrentamientos causaron al menos 69.000 muertes.

Las cabezas del crimen en el Vraem

Desde que toda la cúpula de ‘Sendero Luminoso’ fue capturada a finales de la década de 1990, los hermanos Quispe Palomino, alias ‘José’ y el ‘camarada Raúl’ se hicieron con el control de la organización criminal en el Vraem.

La muerte de Jorge (Raúl) a manos de las fuerzas militares peruanas en marzo del año pasado, propició el ascenso de su hermano como único jefe de los alzados.

Abimael Guzmán, líder fundador de Sendero Luminoso fallecido en 2021 estando en prisión, nunca los reconoció como jefes, por lo que no seguían sus órdenes. Ambos hermanos participaron de acciones criminales previo a la captura de Guzmán en su cruzada por instalar el sistema comunista en Perú.

Con EFE y medios peruanos