Pedro Almodóvar: "La España contemporánea tiene de todo, incluso un partido de ultraderecha"

Europa Press
Pedro Almodóvar al recoger el León de Oro en la Mostra.

El cineasta Pedro Almodóvar ha recibido este jueves 29 de agosto el León de Oro de Honor en el Festival de Cine de Venecia, en el que ha repasado su trayectoria asegurando que las películas de sus inicios en los años 70 eran “la demostración de que la democracia española fue real”.

“En el momento en que empecé a hacer cine en el 79, lo que más me fascinaba era el cambio que se operaba en España y no hay tanto cine español que hable de ese cambio. Mi gran nutriente era la calle, me formé ahí y soy el resultado de ese momento, la democracia española. Mis películas demuestran que la democracia española era una democracia real y yo era una muestra de ello”, ha señalado durante la rueda de prensa previa al galardón.

Lo que más me fascinaba era el cambio que se operaba en España y no hay tanto cine español que hable de ese cambio

En esos años 80, “no se hablaba de diversidad”, si bien el realizador de Entre tinieblas recuerda “una vida muy diversa y un país que estaba saliendo de la dictadura”. “Lo más importante que ocurrió en La Movida y en el pueblo español fue el haber perdido el miedo y la libertad tan extraordinaria que gozaba cada uno de los ciudadanos”, ha defendido.

Almodóvar “impuso” en sus películas “toda esa variedad” de personajes “extraños, extravagantes y extraordinarios”, algo que él entiende como “la vida misma”. “Todas las orientaciones sexuales eran bienvenidas porque, como autor, lo único que quería era dotar a mis personajes de una absoluta autonomía moral, fueran transexuales, bisexuales, amas de cosa o monjas”, ha indicado.

 

El director manchego ha sido preguntado por las diferencias entre esa España “moderna” de finales de los 70 y la España actual, donde “también existe” ese concepto de modernidad. “Hay una España contemporánea que, como en casi todos los países, tiene de todo, incluso algo a lo que se había resistido hasta ahora: un partido de ultraderecha,...

Sigue leyendo en El HuffPost