El por qué del peculiar ejercicio de Blanca Suárez para trabajar el abdomen

blanca suárez con look adidas
El entrenamiento más peculiar de Blanca SuárezInstagram

Siempre decimos que lo importante es llevar un estilo de vida saludable, en el que nuestra alimentación sea equilibrada y el deporte tenga siempre un papel principal. A partir de estas premisas, da igual si somos powerlifters, crossfiteras, runners o yoguis. No a todas nos tiene por qué gustar lo mismo cuando queremos entrenar y mover nuestro cuerpo. Puede que unas disfrutemos más levantando pesas en entrenamientos de fuerza en el gimnasio, mientras que otras prefieran una clase de pilates o golpear al saco de boxeo durante una hora. Y no pasa absolutamente nada: en la variedad está la diversión.

Tampoco es lo mismo, por ejemplo, plantear un entrenamiento para quienes llevamos años ejercitándonos que para quienes van a empiezar a entrenar de cero. Ni tampoco para quienes tenemos un objetivo claro de ganar masa muscular y para quienes simplemente quieren mantenerse activas por todos los beneficios que esto conlleva. Siempre hay que mirar con lupa qué busca cada uno y qué le gusta más, para así en función de ello organizar uno u otro entrenamiento.

Por eso no nos extraña nada cuando en ocasiones vemos ejercicios "fuera de lo común" en algunos entrenamientos que hacen las celebrities. Al final cada uno tiene una forma propia de entender y disfrutar el deporte, ¿no? Así que no, ver a Blanca Suárez hacer un ejercicio digno de una película de Marvel no nos ha sorprendido (o al menos no mucho). Atenta:

¿Que sabemos que es un ejercicio isométrico para trabajar toda la zona del abdomen y el core? Sí. ¿Que creemos que mejor debería haber hecho alguno de estos ejercicios isométricos para trabajar el abdomen más tradicionales? Pues no tiene por qué. Seguramente a Blanca Suárez le haya apetecido darle un toque diferente a su rutina de entrenamiento y salir de los movimientos más clásicos.

¡Y es completamente normal! La rutina puede llegar a aburrir en ocasiones, lo que acaba trayendo consigo falta de motivación (y no, no queremos eso). Un poco de cambio, siempre que se haga siguiendo una mínima técnica para no tener lesiones, nunca viene mal.