Pearl Suites: así son las suites flotantes para experimentar el lujo en el mar

·2 min de lectura
Photo credit: Pearl Suites
Photo credit: Pearl Suites

Los hoteles flotantes no son un invento nuevo. Los turistas sibaritas llevan décadas haciendo realidad sus sueños húmedos en hoteles como el Cocoa Island de COMO en las Maldivas, donde no solo están en el agua sino en suites con la forma de una embarcación tradicional. Pero diseñadores como Pierpaolo Lazzarini están llevando el concepto a otro nivel.

Hablamos de la iniciativa Pearl Suites, que Lazzarini ha lanzado como el principador competidor de Anthenea, otro proyecto arquitectónico basado en suites-observatorios autosuficientes para instalar en el mar. Al igual que los modulos de Anthenea, las Pearl Suites no pertenecen a ningun hotel en concreto sino que proponen una nueva forma más ecológica de hostelería en la costa con la que llenar los mares de perlas en las que dormir con todas las comodidades de un cinco estrellas.

Las perlas en cuestión son módulos flotantes, fáciles de ensamblar y de personalizar, que permitirían a las distintas cadenas hoteleras extenderse sobre el agua o erigir nuevos hoteles acuáticos. No son más que isletas estables gracias a un sistema de giroscopio y con un ancla para fijarlas al fondo del mar y un motor eléctrico que les confiere cierta movilidad.

Cada una de las perlas es una isleta de unos 7 metros de diámetro y 22 metros cuadrados. Toda una habitación exclusiva que incluye una pequeña plataforma a modo de puerto para las lanchas que transporten a los huéspedes de tierra a mar y de mar a tierra. En las imágenes simuladas del proyecto podemos ver cómo la flota de perlas se extiende a partir de un módulo más grande y auxiliar que debe funcionar como zona común y posible recepción del hotel y centro neurálgico de las lanchas.

Photo credit: Pearl Suites
Photo credit: Pearl Suites

El techo esférico es descapotable hasta la mitad, de modo que de día puede levantarse y convertir la isla en una plataforma en la que tomar el sol y de noche ofrecer la necesaria intimidad. Por otro lado, el suelo de la suite contiene varios depósitos de agua con los que opera el baño y la cocina.

En la parte que no es descapotable se encuentran los paneles solares que aportan toda la energía necesaria para una estancia: para el aire acondicionado, la iluminación, la nevera del hotel y el televisor. Y en caso de que el cielo se empeñara en estropear las soleadas vacaciones, un generador de hidrógeno sustituiría la energía solar asegurando la estancia.

Photo credit: Pearl Suites
Photo credit: Pearl Suites

Un auténtico lujo futurista que convencería a los arrepentidos creadores de Waterworld de que la idea de un mundo acuático no era tan mala, solo les faltó un poco de ergonomía de última tecnología y una reducida huella de carbono.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente