Paz Vega se convierte en monja (por exigencias del guión)

Paz Vega regresa a España y a la pequeña pantalla de una forma poco habitual: convertida en mona.

Y aunque es por exigencias del guión, la actriz ya se ha puesto los hábitos para interpretar a Lucía Medina, una religiosa con una impoluta trayectoria que decide volver a su tierra, al Estrecho, para resolver algunos asuntos que quedaron pendientes en el pasado.

[El escote nada mojil de Paz Vega en el Festival de Cannes]

Al llegar al lugar donde creció se da cuenta de que ahora la delincuencia, el narcotráfico y el desempleo son el día a día de los vecinos.

Ella intentará acabar con todas estas malas influencias pero, casi sin quererlo, se ve involucrada en ellas. Y más aún cuando descubre que su sobrino Rafa (Jesús Castro) trafica con droga.

[Álex González opina sobre el final de El Príncipe]

Pero no es el único conocido que ha cambiado bastante en este tiempo en el que Lucía ha estado fuera. Bruno, su amor de adolescentes, también. Él (Stany Coppet) es uno de los capos más importantes de la zona.

Paz Vega se embarca en este nuevo proyecto, que comenzó a grabarse el pasado mes de marzo y que acabará el próximo mes de junio, con ganas y feliz de poder protagonizar un drama romántico como este.

[Paz Vega, de Compañeros a Hollywood]

Perdóname señor, que es así como se llama el nuevo proyecto de la actriz, es en realidad una miniserie compuesta por un total de ocho capítulos que será emitida en Telecinco.

Fotos: Mediaset

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente