A Paz Padilla le sale muy cara su bronca con 'la intocable' Belén Esteban

En la tarde del jueves 20 de enero se produjo un enfrentamiento en pleno directo de Sálvame entre Belén Esteban, una de las colaboradoras más queridas del programa de Telecinco, y la presentadora Paz Padilla. La de Paracuellos del Jarama acusó a la gaditana de no creer en la vacuna contra el coronavirus, llegando a sembrar la duda sobre si la humorista estaba o no vacunada. La sangre llegó al río hasta el punto de que la también actriz abandonó el plató muy indignada y, desde entonces, no se ha vuelto a saber nada de ella.

Pues bien, según recoge en exclusiva Lecturas, Mediaset ha prescindido de ella solo seis meses después de renovarle el contrato. En otras palabras, a Paz Padilla los espectadores ya no la verán más en la cadena en la que trabajaba desde hacía trece años.

©Mediaset
©Mediaset

No corren buenos tiempos para Paz Padilla. En 2020 la también empresaria recibió dos mazazos. Aquel febrero falleció su madre Dolores a los 91 años y, apenas unos meses después, la tragedia se volvió a cebar con ella tras el fallecimiento de su marido Antonio Juan Vidal a los 53 años a causa de un cáncer cerebral. Además de estas pérdidas, en las últimas semanas, la gaditana tuvo que sufrir en sus propias carnes cómo los internautas se le echaron encima por varias de sus declaraciones en Sálvame.

Si bien decenas de usuarios de la red social del pájaro azul pedían el despido de Paz Padilla, Mediaset realmente ha tomado esta drástica decisión a raíz del enfrentamiento que la humorista protagonizó con Belén Esteban. Aunque en alguna que otra ocasión la madre de Andrea Janeiro ha hecho el amago de marcharse de Sálvame, lo cierto es que es una de las piezas fundamentales del engranaje de este programa vespertino por lo que su bronca en pleno directo con la presentadora avivó los monstruos que sobrevolaban en torno a ella.

En la mayoría de las ocasiones lo que Belén Esteban dice va a misa y, aunque la conocida como princesa del pueblo llevaba semanas mordiéndose la lengua, todo estalló a finales de enero cuando realmente expresó su opinión a la audiencia sobre el último escándalo de Paz Padilla. Y es que la humorista se convirtió en tendencia en Navidad cuando, tras contagiarse por segunda vez de coronavirus, participó en un directo de Instagram con María del Monte y Anne Igartiburu que se tornó muy comprometido.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Todo porque Paz Padilla jugó con una cuestión muy seria, asegurando que "las vacunas no sirven para nada. Las vacunas es una proteína que te meten la spider, que es la proteína por donde entra el virus. Pero, claro, la vacuna es la del bicho de Luján y el bicho ha mutado. Ahora tenemos la Oritrón. Ha mutado”.

Este directo viral, sin duda, fue la gota que colmó el vaso dado que Belén Esteban se quejó de que la presentadora ofreciera estas polémicas declaraciones con el tirón mediático que tiene e incluso se mostró muy molesta de que la gaditana no pronunciara bien el nombre de la nueva variante (Ómicron).

Desde que estalló la pandemia de coronavirus, Belén Esteban ha lanzado mensajes a cámara de concienciación, demostrando que rema a favor de la ciencia y que está muy sensibilizada para acabar con este virus dado que ella ha vivido en primera persona el miedo por ser una persona de riesgo (padece diabetes) y sabe el esfuerzo que están realizando los sanitarios de primera mano porque su pareja Miguel es conductor de ambulancias.

Por eso, aunque aquel fatídico día Paz Padilla intentó justificar su escándalo en el plató de Sálvame y hasta subrayó que no se considera antivacunas, llegó al límite cuando Belén Esteban le acusó de no creer en la inoculación contra el coronavirus. Completamente desbordada, la presentadora abandonó el plató ante la atenta mirada de sus compañeros de profesión y del público que, desde casa, tampoco daba crédito a este momento que parece haber puesto fin a la carrera televisiva de la humorista en Mediaset.

Y es que según la mencionada exclusiva de la revista Lecturas, Paz Padilla ha sido definitivamente despedida tras su bronca con Belén Esteban. De esta manera, la gaditana se enfrenta a su peor momento televisivo dado que, tras varias semanas alejada de Sálvame, se ha confirmado que su futuro en la pequeña pantalla no pasa por Mediaset.

Si bien Paz Padilla había renovado su contrato de larga duración hace apenas seis meses, concretamente la firma se produjo en julio de 2021, el grupo de comunicación ha decidido rescindirlo. Por tanto, la última aparición de la humorista se produjo el día que protagonizó una encarnizada pelea con Belén Esteban siendo éste el detonante del final de su etapa profesional en Mediaset.

Lógicamente se trata de un varapalo profesional para Paz Padilla puesto que llevaba trabajando en Telecinco los últimos trece años. Sin ir más lejos, era uno de los rostros más familiares de Sálvame desde que desembarcó en el magacín allá por 2009. Asimismo, se ganó un hueco en el corazón de los espectadores con su personaje de Chusa en la serie La que se avecina y, además, descubrió al público su faceta de jurado de Got Talent España en tres ocasiones. Un programa del que, todo sea dicho, salió tarifando como dejó caer al mismísimo Bertín Osborne en una entrevista de Mi casa es la tuya. Igualmente, Mediaset confió en ella varias veces como presentadora de las Campanadas y de los especiales navideños.

Con esta exclusiva de Lecturas y la última información de Vertele que apunta a que la andaluza ha sido despedida por “incumplir su obligación como presentadora”, se corrobora que Sálvame ha puesto fin a una etapa iniciada en 2009. Un secreto a voces dado que hace unos días Anabel Pantoja confirmó las peores sospechas sobre la presentadora. La sobrina de Isabel Pantoja levantó la liebre después de que Kiko Matamoros le picara con la amistad entre su expareja Omar Sánchez y Alexia Rivas. En este contexto, la influencer sevillana mentó a la gaditana y el veterano colaborador le recordó que “hablar de una compañera que no está ahora con nosotros a mí no me parece bien”. Asimismo, Lydia Lozano sembró aún más la duda cuando se la escuchó valorar el regreso de la cómica al formato producido por La Fábrica de la Tele: “no lo sabemos. No se sabe nada. Ni para sí ni para no”.

Igualmente, hay otro detalle de esta misma semana que ponía en evidencia la marcha de Paz Padilla. Y es que el pasado lunes 28 de febrero Mediaset lanzó un vídeo del equipo de Sálvame al ritmo de Pasión de Gavilanes y lo que más destacó fue la ausencia de la presentadora de 52 años en el montaje. Unas imágenes que hablaban por sí solas y que se entendieron como un claro indicio del adiós televisivo de la humorista.

Si bien más de un espectador estará pensando qué será de Paz Padilla lejos del universo Mediaset, cabe subrayar que la humorista mantiene varios proyectos fuera de las cámaras. Entre ellos, una tienda de ropa en Cádiz junto a su hija Anna Ferrer y la gira con el monólogo El humor de mi vida que está basado en el libro que escribió tras la muerte de su marido. Y es que a la cómica no le queda más remedio que reinventarse.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset