Paz Padilla habla sin tapujos de su nuevo amor: Fran Medina

·2 min de lectura
Photo credit: Antena 3
Photo credit: Antena 3

Paz Padilla ha vuelto a la tele pero esta vez a 'El Hormiguero' tras dejar los mandos de 'Sálvame'. La actriz ha pasado un verano maravilloso después de conocerse los conflictos que tenía con 'Mediaset', asunto que parece que ya ha quedado en una anécdota porque como ella mismo ha dicho en varias ocasiones: "está en otro mundo". La gaditana llegaba al plató de Pablo Motos con su característica simpatía y se metía en el bolsillo al público, al igual que en su obra de teatro. De ese proyecto que la tiene enamorada ha hablado largo y tendido pero no si antes aclarar un asunto: "Voy a aprovechar 'El Hormiguero para contar una cosa", empezaba la madre de Anna Ferrer.

Dos años después de la muerte de su marido, Paz Padilla parece que vuelve a estar enamorada, y es que la presentadora era vista de manera muy cariñosa con el fotógrafo Fran Medina. La humorista ha aprovecha su entrevista para dejar claro que ella está muy feliz con su vida: "Me han criticado mucho en las redes porque han pasado ya dos años desde que Antonio falleció. Han salido unas fotos en las que salgo con un chaval. Y han dicho que ‘hay que ver’, que ‘si tanto lo quería’. Yo quiero hacer una reflexión. ¿Qué tiempo hay que esperar para rehacer tu vida? ¿Estamos en la época de Egipto en la que cuando muere el faraón a la mujer se le entierra con él? El amor no es algo que acabe cuando la persona se va. El amor no se dosifica… El amor es inmenso y yo tengo una gran capacidad para amar", le decía con total sinceridad al presentador.

Photo credit: Antena 3
Photo credit: Antena 3

Con estas palabras Paz da a entender que está formándose una nueva historia de amor y que nada tiene que impedir que rehagas tu vida si es lo que deseas: "¿Dejas de amar a un hijo porque tienes otro?, ¿Dejas de hablar con tu madre porque ya no está? Yo tengo mucha capacidad de amor. Mi madre me ha dicho: ‘No sufras más’. Me costó aceptarlo. Yo aprendí a aceptarlo. Aprendí que quería seguir viva. No me importa el tiempo que siga aquí, pero el tiempo que esté, quiero ser feliz. Hay dos opciones. Puedes caerte en un agujero o caerte en una fosa, en una tumba. Y de la tumba no se sale".