Paula Echevarría cuenta cómo lleva su hija Daniella la fama de sus padres

·4 min de lectura

Aún no ha vuelto a los rodajes después de ser madre por segunda vez el pasado mes de abril, pero Paula Echevarría continúa trabajando con diversos compromisos profesionales, como ha sido el caso de este jueves. La actriz ha dejado durante unos momentos al pequeño Miki, el bebé que ha tenido junto a Miguel Torres, y ha respondido a las preguntas de Àngels Barceló en su programa Hoy por hoy. La ocasión le ha permitido contar algunos detalles de lo más simpáticos sobre su vida como intérprete, la fama y sus pegas, pero también los aspectos más desconocidos de su faceta como mamá. "Acabo de tener un bebé que va a cumplir 7 meses, más el embarazo, más la pandemia, así a lo tonto a lo tonto, llevo demasiado tiempo ya sin ponerme delante de una cámara", ha asegurado la protagonista de Velvet, que considera que tiene "mono" de volver a actuar después de que su proyecto Después del amor, que adaptaba la novela de Sonsoles Ónega, se quedara en stand by.

- Las imágenes no vistas de su retiro, seis meses después de dar a luz

VER GALERÍA

paula echevarria en la ser
paula echevarria en la ser

Pero su vida alejada de los focos no está nada mal y en casa tiene la oportunidad de separarse de la actuación porque su hija no tiene ningún interés en su profesión. Tal y como ha contado Paula, no cree que tenga nada que ver la educación que le han dado, tanto ella como su padre, David Bustamante, sino que no le gusta la fama: "Daniella es una niña que desde que era muy pequeña, tanto con su padre como conmigo, nunca jamás ha querido vernos en la tele", ha contado entre risas, explicando que cuando el cantante estuvo en El Hormiguero quiso cambiar de canal. "No se avergüenza ni muchísimo menos, pero al margen, siempre al margen", ha puntualizado la intérprete, que no cree que su hija, que tiene ahora trece años, quiera seguir sus pasos. "Ella es muy artista pero en casa, es muy fenómena. Su padre y yo nos reímos y decimos '¿a quién habrá salido?'... con el afán de protagonismo que tiene, porque lo tiene 50/50, pero fuera de casa no le gusta tanto llamar la atención", ha explicado.

- ¡Una noche terrorífica! Paula Echevarría y Miguel Torres, irreconocibles en una fiesta de Halloween

Sobre la vida de artista, con sus más y sus menos, Paula ha compartido con Àngels que a lo largo de sus veinte años de carrera ha sabido encontrar el equilibrio gracias a Candás, su pueblo asturiano, el destino perfecto en el que sigue sintiéndose como en casa. "Tanto mis padres como mi hermano, mi cuñado, mis sobrinos...", ha señalado, nadie de su familia ha dado importancia nunca al estrellato. "Paso totalmente desapercibida, cuando vuelvo tengo la sensación de ser Paula la de siempre, no hay un interés mediático en mí", ha admitido la intérprete de Si yo fuera rico. Incluso cuando su vida ha estado "un poco más convulsa", cuando cada uno de sus pasos suponía la atención del gran público, ella podía volver: "Mi refugio ha sido mi pueblo, mi casa, porque allí siempre he sentido que todo estaba como siempre. Y eso yo creo que es que la manera que han tenido de vivirlo ha sido muy sana". Allí ni sus amigas ni sus vecinos han mostrado nunca "un interés especial" a su trabajo, y lo comentan como si fuera una cuestión diaria y habitual.

VER GALERÍA

paula echevarria con Miguel, su hijo Miki y su hija Daniella
paula echevarria con Miguel, su hijo Miki y su hija Daniella

- Paula Echevarría enseña a su hijo sus rincones favoritos de Asturias: 'Conociendo el pueblo de mami'

"Esta profesión es inagotable", ha comentado también Paula, que está dispuesta a continuar su carrera hasta el último momento de su vida. También ha discutido con Àngels sobre por qué y cómo ha llegado a amasar 3,5 millones de seguidores. Sin embargo, ni siquiera ella lo sabe, ya que sus comienzos fueron por casualidad: "Con Instagram empecé sin querer, no he tenido nunca Twitter ni Facebook, no he sido de redes sociales, siempre me ha dado mucho miedo, son jardines en donde meterte y hay mucho charco", ha asegurado la intérprete, que recuerda que comenzó a compartir cosas sin saber que serían públicas. "Ha sido una forma bonita de poder comunicarme con la gente que me sigue", ha explicado, pese a que también recibe mucho odio por parte de cuentas anónimas a las que bloquea una y otra vez, porque siempre vuelven. "No me gusta que me falten al respeto", ha dejado claro la actriz.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente