Paula Echevarría, 45 años, logra con este tip que sus piernas estén más tonificadas que hace 20 años

paula echevarría piernas
Paula Echevarría presume de piernas tonificadas@pau_eche/Instagram

Lo reconocemos. No es la primera vez que nuestra mirada se detiene en las más que impresionantes y tonificadas piernas de Paula Echevarría. Sí, lo sabemos, a sus 45 años, la silueta de la actriz, modelo y colaboradora traspasa el concepto de lo radiante gracias a sus tips para evitar la retención de líquidos, a su dieta -todavía no nos hemos olvidado de su ensalada quemacalorías- e, incluso, a su sesión de cardio sobre la cinta, pero sus piernas… en serio, miradlas.

Desde que la actriz logró dejarnos boquiabiertas mostrando su más que impresionante cambio físico tras su último embarazo y, además, nos permitía ver el nivel de tonificación que tenían sus piernas luciéndolas en bañador, no hay publicación donde sus piernas no consigan convertirse en nuestras grandes protagonistas. Tanto es así queno es de extrañar que aparezca en nuestro radar.

Paula Echevarría y el tip infalible para presumir de piernas

Desde hace bastantes meses, la artista no falla a sus sesiones de ballet fit. De hecho, al ritmo de plié y relevé, la actriz suele trabajar el tren inferior como una auténtica bailarina en esta disciplina que combina la técnica y el estilo de la danza clásica con las repeticiones de algún ejercicio más fitness. Unas clases con la que logra no solo trabajar el cardio y la fuerza, sino potenciar la musculatura de las piernas.

Y si a esas rutinas, le sumamos sus masajes drenantes linfáticos e, incluso, su buena rutina beauty con exfoliantes y cremas anticelulíticas (sumado a su aplicación con este masajeador) para lograr drenar, potenciar los resultados y mejorar la renovación de la piel con resultados resplandecientes… ¡cómo no va a conseguir presumir de unas increíbles piernas tonificadas!

De hecho, retrocediendo las hojas del álbum, podemos afirmar que, al igual que Julia Roberts, las piernas de Echevarría no es solo que apenas no han cambiado en las últimas décadas, sino que, además, lucen mucho más firmes y esbeltas en la actualidad.