Paul Sorvino, conocido por 'Ley y orden' y 'El padrino de Harlem', muere a los 83 años

·2 min de lectura

Aunque la muerte sea parte de la vida, decir adiós siempre es un momento difícil, incluso cuando no hemos conocido al fallecido pero, de algún modo, ha participado en nuestra evolución personal y/o cultural. Por eso, lamentamos el fallecimiento de actores, directoras, dramaturgos, pintoras... personalidades de diferentes ámbitos que nos han acompañado en nuestro ocio y aprendizaje individual. Eso es lo que sentimos al despedirnos de Paul Sorvino, el inolvidable actor neoyorkino de ascendencia italiana que ha fallecido el 25 de julio por causas naturales.

Así lo comunicaba su familia, a través de un comunicado de Dee Dee Sorvino, su esposa, en el que expone: "Nuestros corazones están rotos, nunca habrá otro Paul Sorvino, fue el amor de mi vida y uno de los mejores artistas que jamás haya aparecido en la pantalla y el escenario."

A través de sus redes, su hija, la también actriz Mira Sorvino, también le dedicaba unas palabras: "Ha fallecido mi padre el gran Paul Sorvino. Mi corazón está desgarrado: una vida de amor, alegría y sabiduría con él ha terminado. Era el padre más maravilloso. Lo amo tanto. Te envío amor a las estrellas, papá, mientras asciendes".

Paul Sorvino: 50 años de cine y series

Su corpulencia le ha llevado a dar vida a grandes mafiosos y criminales del cine y la televisión pero Paul Sorvino es algo más que un actor con pinta de matón. Su actuación como Paul Cicero en Uno de los nuestros, aunque memorable, no es la única que ha dejado huella en el audiovisual. Empezó en Broadway, ha pasado por numerosos largometrajes, entre ellos varias colaboraciones con Warren Beatty. También ha sido político en Nixon (interpretó a Henry Kissinger), policía en Ley orden y uno de los padres más famosos de la literatura, Fulgencio Capuleto en Romeo + Julieta, de William Shakespeare.

Los más fanáticos de Sorvino tendrán que recordarle a través de sus trabajos, pudiendo disfrutar del más reciente en televisión, el ya inolvidable Frank Costello de El padrino de Harlem (HBO Max), que le ha permitido despedirse de la actuación con un papel único, un jefe de la familia criminal italoamericana de los Luciano que aúna dos de sus grandes legados, su contribución al cine de gangsters y el peso interpretativo que siempre aportó a los personajes reales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente