Pau Donés deja repartida su herencia entre su hija y su hermano

Anna Sanchez
·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - MARCH 07, 2017: Pau Dones presents '50 tacos' on March 07, 2017 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
MADRID, SPAIN - MARCH 07, 2017: Pau Dones presents '50 tacos' on March 07, 2017 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

Pau sabía que su cáncer era incurable hace ya un par de meses. Con la noticia de que su vida se apagaba dejó su herencia bien atada.

El líder de Jarabe de Palo, Pau Donés, supo en marzo que su cáncer ‘había explotado’, es decir, que ya era incurable. En aquel momento decidió dos cosas vitales: dejar el tratamiento y grabar su último disco.

El fatal desenlace llegó el 9 de junio cuando en el Instagram oficial de Jarabe anunciaron la noticia de su fallecimiento debido al cáncer de colon que sufría. Pau se fue, pero se fue lleno de sueños cumplidos, entre ellos su nuevo disco “Tragas o Escupes” y el porvenir asegurado a sus seres más queridos.

Sara Donés, su hija de 16 años con la que ha vivido en California y Barcelona los últimos años de su vida, es la principal heredera de una enorme fortuna en propiedades de su padre.

Su hermano Marc también se lleva gran parte de a herencia a nivel empresarial y es que, aunque Pau tenía más hermanos siempre estuvo codo a codo con Marc desde que empezó su andadura ‘musico-empresarial'.

En el mes de marzo y ya muy consciente de su cercanía a la muerte, Pau cambió la configuración de ‘Tronco Records’, su discográfica desde los años 90, y puso a Marc como administrador único de la sociedad y, en consecuencia, accionista mayoritario como siempre fue Donés.

Marc será, a partir de ahora, el encargado de que la productora discográfica llena de sueños y canciones que creó Pau, siga viva y siendo fiel a su espíritu aunque, siendo su propio hermano, ¿quién lo podría conocer mejor?

Además de eso, los derechos de sus canciones y una ampliación de capital de 300.000€ (aunque la discográfica en sí tiene un valor de 6 millones de euros), Marc ya compartía con Pau la empresa “Casa Alena Bichos y Verduras” que es de compraventa inmobiliaria, al morir Pau, Marc se queda con el total de dicha sociedad.

Para Sara, su padre ha dejado varias propiedades valoradas en muchísimo dinero. A la venta tiene su refugio favorito, una increíble mansión en la preciosa Vall d’Arán en pleno corazón de los Pirineos que vale 2.300.000 euros.

También tiene un piso en pleno Born, en el centro de Barcelona y una casita en el pueblo de su padre, Montanuy. Todas estas propiedades pasarán a ser de Sara en un par de años, cuando cumpla los 18.

Respecto a su nuevo disco, la herencia que deja a sus miles de fans, ya está a la venta ‘Tragas o Escupes’ e incluye el single que conmocionó a muchos de ellos al ver a un Pau Donés en los huesos pero, eso sí, derrochando amor por la vida en “Todo lo que tú me das”.

Jarabe de Palo podría haber grabado otro videoclip precisamente en la Vall d’Arán que Pau tanto amaba pero no se sabe si lo terminaron ni si saldrá o no a la luz tras el fallecimiento del gran Pau Donés. Mientras esperamos, su mejor legado, son sus canciones.

Más historias que te pueden interesar

Toni Acosta revela cómo Pau Donés le cambió la vida radicalmente, ¡y es hermoso!

La lección que aprendió Pau Donés a los 16 años tras la trágica muerte de su madre

Así despide Eugenia Silva a su ex, Pau Donés