Un patético almuerzo navideño obligó a una escuela a pedir disculpas y reembolsar a los padres

·3 min de lectura
Almuerzo navideño servido a los niños del Steyning Grammar School and Sixth Form College que causó estupor en los padres.(Captura de pantalla Twitter @mistercw)
Almuerzo navideño servido a los niños del Steyning Grammar School and Sixth Form College que causó estupor en los padres.(Captura de pantalla Twitter @mistercw)

Mi hija de once años anhela la llegada de la cena navideña en su comedor escolar. Se queja los otros días del año, en especial cuando le toca comer pescado o cuando piensa que un platillo se pasó de cocción o quedó desabrido.

Pero la comida de Navidad es un momento estelar. Este año su menú incluirá ensalada de colores, una hamburguesa completa con patatas fritas y profiteroles. Muchos padres podríamos argumentar que la selección no se inspira en la clásica gastronomía de las fiestas navideñas, pero los chiquillos salen del cole con una sonrisa de oreja a oreja.

Tristemente esa no fue la experiencia de los alumnos de un centro educativo inglés, donde el almuerzo de Navidad fue tan malo que tuvieron que disculparse y devolver el valor de la comida a los consternados padres.

La institución cuestionada se llama Steyning Grammar School and Sixth Form College, ubicada en West Sussex, un condado en el sureste de Inglaterra que colinda con el Canal de la Mancha. Al visitar su página web aseguran ser una “comunidad educativa única, exitosa y dinámica” que vía a sus estudiantes por un “camino de excelencia” construido sobre tradiciones y altas expectativas.

Pero esa frase pasó a ser palabra muerta cuando uno de los padres publicó por Twitter la imagen de una magra porción de pavo sobre un trozo de pan blanco y seco, acompañados de una salchicha pequeña envuelta en tocino, relleno y un pastel de picadillo de fruta tradicional de la época decembrina.

El ingeniero de sonido Ciaran Walsh agradeció sarcásticamente al Bohunt Education Trust, la institución que administra la escuela, por el festín recibido por sus dos hijas. Agregó que una de ellas solo logró comer el pastelillo por la sensación de incredulidad que la invadió cuando le sirvieron su comida.

"Deseas que tus hijos tengan lo mejor y la Navidad es un momento en que una comida especial es parte de eso, y esto no tuvo nada de especial”, agregó Walsh.

Otros padres publicaron fotografías del almuerzo en una página local de Facebook. “Esto me molesta mucho. ¿Esta es realmente la comida que estoy pagando?”. El padre se preguntaba cómo esperaban que los niños se concentren y aprendan si ese era el tipo de comida que recibían.

Otros calificaron la comida de diabólica y expresaron que a la escuela debería darle vergüenza servir a los niños algo semejante.

Inicialmente, la escuela no se dio por aludida y respondió a los padres con un correo electrónico en el que aseguraba que los niños habían disfrutado su almuerzo, como lo evidenciaban “las bandejas vacías y los rostros felices”.

Pero cuando las fotos se viralizaron por Twitter, la escuela envió otra misiva en la que pidió disculpas y ofreció un reembolso

La explicación del lamentable menú navideño fueron los imprevistos ocasionados por la escasez de alimentos en el Reino Unido y las fallas en el personal debido a la nueva ola de contagios del coronavirus.

Todavía falta una semana para que mi hija reciba su anunciada hamburguesa en el comedor de una escuela pública en España. Pero estaré atenta. Porque la COVID, la interrupción en las cadenas de distribución y la desfachatez es un asunto mundial.

Fuentes: Yahoo News, Sky News

Podría interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente