"Si ninguna de las dos te llena...", la frase que define el paso fallido de Jesús por 'La isla de las tentaciones 3'

Cine 54
·5 min de lectura
"Si ninguna de las dos te llena...", la frase que define el paso fallido de Jesús por 'La isla de las tentaciones 3'

Y Jesús se desató. A dos días de llegar a la final de La isla de las tentaciones 3, el novio de Marina decidió “marcarse un Manué” y besarse con Lara a espaldas de Stefany. No solo eso, bailó y flirteó delante de la soltera que lo acompaña desde el principio para luego llevarse a Lara a su habitación y compartir besos y arrumacos durante toda la noche; y terminar rematando el asunto “cortando” con Stefany con unas disculpas frías en donde hasta tuvo que esconder un bostezo.

Él dice “que se hizo un lío” al sentirse atraído por Lara después de mantener una conversación, y yo digo que, al final, Marina tiene razón cuando dice que no muestra lo que siente. Que Jesús está dolido por la traición de su novia es evidente en el hecho de que no deja de hablar de ella. En ningún momento. En el jacuzzi mientras Stefany lo abraza, con Lara aunque termine besándola, con sus compañeros y todas las chicas de la casa. Sin embargo, en lugar de sacar su dolor lo escuda en actos motivados por el despecho que hace tiempo dejaron de tener sentido.

No obstante, hubo una frase en el capítulo del jueves que resumió el paso fallido del chico por este reality. Fue Mari, la única persona de toda Villa Playa que finalmente le dijo las cosas claras.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Cada casa ha hecho su propia piña. Pero mientras Marina no tiene reparos en cantarle las cuarenta a Lola y enzarzarse en discusiones sin sentido (que nos hacen sospechar de un afán de protagonismo), los chicos se escudan en su camaradería para nunca llamarse mutuamente la atención cuando alguno mete la pata. Celebraron a Manuel cuando besó a Fiama y Stefany en la misma noche, animaron a Diego a que diera el paso con Carla y ninguno frenó a Jesús cuando empezó a acercarse a Lara. Ninguno siquiera pensó en Stefany y cómo podía sentirse tras llevar dos semanas en los brazos de Jesús. Raúl mismo animó a Lara a que diera el paso con su amigo si es lo que quería.

Pero ahí estaba Mari para decirle las cosas claras. La soltera es una de las chicas que más ha pasado desapercibidas en esta edición al no tener feeling con ninguno de los chicos, pero en el capítulo de jueves de repente cobró protagonismo.

Tras pasar la noche con Lara, Jesús volvía a su táctica de hablar de las chicas como peones en su estragegia de venganza, excusando su juego a dos bandas como una confusión de gustos. Dijo que Stefany “le llamó la atención físicamente” y después Lara “le gustó psicológicamente” como si esa dicotomía fuera válida a la hora de liarse con ambas.

Flipo con que haya dos tías a tu lado y digas, una psicológicamente y otra físicamente, como si fueran un Tetris y ellas tuvieran el poder de coger la psicología y el físico y juntarlasle sentenciaba Mari indignada.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Si ninguna de las dos te llena…” remataba para dar a entender que, si evidentemente ninguna de las dos te termina de llenar por completo, pues entonces no lo hagas. Y aquí es donde destaca la hipocresía de Jesús en todo esto. Lleva desde el primer minuto criticando a Marina por su cercanía con Lobo y su traición bajo las sábanas, repitiendo hasta la saciedad la “vergüenza que sentirá cuando se vea en las imágenes” más adelante. Pero… ¿y él? ¿O actuar por despecho lo libera del pecado? La autocritica en Jesús brilla por su ausencia.

Es cierto que la relación de Stefany y Jesús costaba creérsela desde el principio. La frialdad en los besos de ambos y la falta de cariño o pasión alguna, nos hacía sospechar del interés mediático de la chica por tener protagonismo (sobre todo cuando corrió a sus brazos después de que Manuel le diera la espalda para irse con Fiama); y la necesidad de Jesús de tapar su dolor pagándole a Marina con la misma moneda de la infidelidad. Y aunque ahora parezca que le gusta Lara, es curioso que todo ocurriera justamente después de su choque de egos con Lobo en la hoguera. La chulería del soltero causó estragos entre los chicos. Que le haya dicho que “le robó a su chica” en tres días, que hable de su deseo de futuro con ella y le tire zascas al respecto, son cosas que dolerían a cualquiera en lugar de Jesús y por eso, que actúe por despecho jugando a dos bandas responde más a una necesidad de venganza y de sanar su ego que a una persona realmente confundida.

Y si lo decimos de forma rotunda es porque él mismo lo confirmó el día después de liarse con Lara. Cuando Sandra Barneda los visitó para decirles que podían vetar a una de las novias para que no pudiera ver imágenes de su pareja en la última hoguera, Jesús lo tuvo claro: tenía que ser Lola, así Marina veía su encuentro con Lara. Despecho puro y duro.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ciertamente es difícil creerse a ninguno de los tres. Stefany con su cambio repentino pasando de Manuel a Jesús; Lara que ahora de repente dice que le gusta Jesús; y el chico jugando a dos bandas protagonizando las escenas de besos más frías de todo el concurso. Es cierto que los tres son adultos en un reality y el afán de protagonismo, a veces, mueve montañas; pero la falta de tacto de Jesús hablando de ellas como distracciones pasajeras, como una mente que lo distrae o un cuerpo explosivo que vería en una discoteca, produce mucho repelús.

Es más, la frialdad con la que habló con Stefany, dándole explicaciones tirado en el sillón, sin mirarla a la cara cuando pedía perdón y aguantando un bostezo cuando la chica se venía aparentemente abajo, fue uno de los cuadros más cringe de la edición.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y así Jesús terminará su paso fallido por La isla de las tentaciones, sin ser sincero en esta experiencia única, sin dejarse llevar por el corazón sino por la rabia y el ego, usando a Stefany y Lara como medicina para tapar lo que realmente siente. Una pena.

Más historias que te puedan interesar: