'Pasión de Gavilanes 2', avance de los capítulos del 50 al 52 en Divinity: Un corazón roto

·2 min de lectura
Photo credit: Productora
Photo credit: Productora

La semana pasada, en los capítulos 48 y 49 de Pasión de Gavilanes vimos Óscar defendió a Romina ante sus hermanos por miedo a que esta revelase el secreto que les une. Continuando con las tensiones, en los capítulos 50 al 52 de esta semana en Pasión de Gavilanes los mellizos llegan hasta la casa del molino en busca de Romina, a quien creen culpable, igual que el resto de su familia, de lo ocurrido con su abuela. Ambos pretenden entrar por una de las ventanas. No obstante, se detienen al ver al pequeño Duván intentando defender, inútilmente, a su madre.

Poco después, llega la policía y Romina no tiene más opción que salir de la humilde vivienda y enfrentar a sus enemigos. A pesar de sus delitos, se presenta ante estos con la cabeza bien alta y dispuesta a luchar por lo que sigue considerando que le pertenece.

La mujer es, finalmente, arrestada por agresión e intento de asesinato, pero antes revela el gran secreto de Óscar. Mientras es esposada, le grita a Jimena que ella tiene más derechos porque tiene un hijo de su marido: “Ese niño, Duván, tiene un padre y es Óscar Reyes”.

Aunque queda devastada por la noticia, Jimena insiste en ir a la comisaria para cerrar el tema. Además de los primeros cargos, Romina es la principal sospechosa del atentando en contra de Gabriela así que queda detenida, mientras que, Duván se queda a cargo de las autoridades y, podría ser, internado en un centro de menores.

Jimena no quiere escuchar las explicaciones de su marido

De regreso en su casa, Jimena se niega a escuchar las explicaciones y disculpas de Óscar, incluso dice que lo mejor es que se marche de la hacienda por un tiempo. Por supuesto, su esposo le suplica que no lo haga y le promete que no la molestará: “Quédate, te juro que no me verás si no quieres”.

Por otro lado, Muriel recibe una tarjeta de su padre y comprende que la única manera de evitar más problemas con él es hablar con Rosario y llegar a un acuerdo. Al principio la cantante se niega a aceptar las condiciones de su hija, pero, al final, promete respetar sus decisiones y mantenerse al margen de su relación con Juan David.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente