'Pasión de Gavilanes 2', el avance del capítulo 62 de hoy en Divinity: Cambio de bando

·2 min de lectura
Photo credit: Productora
Photo credit: Productora

La semana pasada en Pasión de Gavilanes se resolvió el misterio de donde se encontraba el pequeño de los Reyes, al mismo tiempo que este soñaba con volver con su familia. En el capítulo 62 de hoy de Pasión de Gavilanes, después de los incidente en el bar Alcalá entre Rosario, Samuel y Muriel, la cantante decide echar a Gunter de su casa. Pero lo que no imaginó la mujer es que su hombre de confianza por muchos años sacaría su verdadera identidad. Este no piensa callarse más y le echa en cara a Rosario que es lo que es gracias a él. Aun así, la artista no quiere saber nada más de él.

Antes de irse, sin embargo, deja la semilla de la duda en Muriel, pues le revela que Juan David y su madre si se acostaron. Inmediatamente, la joven va con su novio y le pide explicaciones, aunque antes de que el hijo de Juan y Norma pueda defenderse, la muchacha se va molesta. Gunter ha cumplido con su primer objetivo: separar a madre e hija. Después de todo, el hombre se alía con Samuel Caballero.

Franco quiere reencontrarse con su mujer y sus hijos

Han pasado solo horas desde que Franco volvió a casa, pero todavía no está preparado para ver a su familia. La nostalgia le invade al ver las fotos de Sara, Andrés y Gaby. El segundo de los Reyes debe pagar el precio de su ausencia. Aunque, Norma y su el resto de su familia, están dispuestos a ayudarle a recuperar a su esposa e hijos.

El hombre está interesado en ser cómo se encuentra su familia y, para ello, le pregunta a su cuñada. Norma le cuenta lo que hace Gaby, lo propio con Andrés y también le confiesa que Sara sigue sola, pero también le dice que ha sido muy difícil para ella tener que criar a sus hijos sin nadie y pensar en ella como mujer.

Demetrio se cree el dueño de la hacienda de Sara, y hace y deshace a su gusto. Algo que le ha generado a la Elizondo peleas con sus hijos. En una de las últimas, Gabriela llega a casa de su hija para solucionar el problema, va acompañada de Sibila, quien reacciona mal cuando ve a Jurado. La muchacha reconoce al hombre como el asesino de su abuelo y de Nino, por lo que decide huir del lugar.