‘Pasión de Gavilanes 2’, avance del capítulo 49 de hoy en Divinity: A punto de morir

·2 min de lectura
Photo credit: Productora
Photo credit: Productora

Tras los acontecimientos de los capítulos 47 y 48 de Pasión de Gavilanes en los que Juan y Norma creyeron que quien casi acabó con la vida de Gabriela, quería, en realidad matar a Jimena, en el arranque del capítulo 49 de Pasión de Gavilanes, al ver que no pueden hacer nada en contra de Romina, Óscar desiste de la denuncia a pesar de los reproches de su familia. Junto a Jimena, Norma y Juan, visita la casa del molino para confrontar a la dueña, pero no la encuentran.

Mientras Juan propone entrar por la fuerza a la propiedad, Óscar se niega por temor a que descubran su secreto, así que los hermanos Reyes empiezan una discusión que termina en golpes.

En otro momento de este capítulo, los planes de Rosario Montes para sacar a su hija de la casa de Sara son interrumpidos por la aparición de dos hombres que trabajan para Samuel Caballero. Con ayuda de Gunter, los empleados de Samuel llegan hasta la habitación de la dueña del bar Alcalá y se la llevan por la fuerza. Aunque la cantante se resiste termina en un enorme camión en medio de la nada.

Para recuperar su libertad, Rosario debe revelar la ubicación de Muriel Caballero, arreglar sus diferencias y volver a vivir con su hija, ya que Samuel no está de acuerdo con su distanciamiento y quiere verlas juntas cuando finalmente llegue a San Marcos.

Óscar intenta que Romina acepte irse del pueblo

Tras la inesperada visita de la madrina de Romina, Óscar acepta hablar con la madre de su hijo por última vez, pero como esperaba es inútil, ya que ella no está dispuesta a aceptar el dinero que le ofrece para desaparecer. Lo único que quiere es que deje a Jimena y se case con ella, algo que por supuesto, Reyes no pretende hacer.

Después de amenazarla con una pistola y acusarla de dispararle a su suegra, Óscar le advierte que no quiere saber más de ella y que buscará la manera de quedarse con la custodia de Duván. Más tarde, se reúne con su familia, se disculpa por su actitud y les pide ayuda para enfrentar a la mujer que amenaza su tranquilidad.

A pesar de las advertencias de Óscar, Romina no está dispuesta a ceder, así que se presenta en casa de Jimena, rompe el vidrio de una de las ventanas con una piedra y confronta a su rival. Jimena tranquilizar a la mujer que la amenaza con una roca, pero es inútil. Romina la golpea y la deja inconsciente. Mientras una de las empleadas de la casa corre para avisar a Óscar del peligro, la madre de Duván agarra una piedra más grande para dar el golpe final.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente