'Pasión de Gavilanes 2', avance del capítulo 63 de hoy en Divinity: El plan de Romina

·2 min de lectura
Photo credit: Productora
Photo credit: Productora

La semana pasada en Pasión de Gavilanes se resolvió el misterio de donde se encontraba el pequeño de los Reyes, al mismo tiempo que este soñaba con volver con su familia. En el capítulo 63 de hoy de Pasión de Gavilanes, Romina convence a Duván de envenenar a Sibila y Gastón, haciéndole creer que se trata de una sustancia inofensiva que solo hace más humildes a los que la ingieren, así que, el pequeño no duda en cumplir las macabras órdenes de su madre, tal y como hizo con Jimena en el pasado. Sin pensarlo dos veces, se acerca hasta el lugar en el que están escondidos sus amigos y aprovecha la menor oportunidad para cumplir con el mandato de su madre.

El pequeño Duván sigue en peligro

Sin embargo, luego de echar el contenido del frasco en el postre de Gastón, prefiere cambiarlo por el suyo y sin darse cuenta ingiere el poderoso veneno. Poco después, Óscar lo encuentra inconsciente y de inmediato lo lleva al hospital, donde le advierten que su condición es crítica. Cuando un investigador le pregunta por el veneno que Duván tenía en su poder, Óscar sugiere que hablen con Romina, quien culpa a los Reyes por lo sucedido con su hijo y se atreve a amenazarlos.

Después de reconocer a Demetrio Jurado como el asesino de Nino y su abuelo. Sibila escapa y se refugia en la hacienda de Sara donde Gaby la esconde y la ayuda a volver a casa de Jimena. Cuando Sara y Gabriela finalmente deciden informar de la desaparición de Sibila, Demetrio anuncia que se marchara de la hacienda para evitar más problemas con la hermana de Nino, pero la realidad es que quiere evitar un encuentro con la policía. Aunque Sibila está fuera de peligro por el momento Dominga no tiene la misma suerte.