'Pasapalabra' juega con fuego al prometer un nuevo rosco de infarto

·6 min de lectura

Por Mike Medianoche.- Desde hace tiempo los concursos de televisión han optado por buscar concursantes, por así decirlo, profesionales. Perfiles llenos de sabiduría (y cierta gracia ante la cámara) que repiten día tras día. En ¡Boom!, por ejemplo, tenemos a Los Libérrimos cortando cables desde el mes de mayo, y en Pasapalabra, desde hace más de 50 programas, a Sofía Jiménez y Marco Antonio Marco. Dos profesionales de la sanidad que han rozado el bote en varias ocasiones, y tal como se promete en las diferentes promociones de la cadena, este lunes dejarán un rosco de infarto

Sin embargo, Antena 3 ha vuelto a apostar por anuncios que hablan de "momento histórico" para el rosco, cifrado en más de 400.000 euros, recurriendo a una táctica que ya generó decepción y críticas en el pasado cuando dieron a entender que saldría el bote solo como gancho para atraer audiencia. No obstante, quien sabe, quizás hayan aprendido la lección y den la sorpresa.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Televisivamente hablando hay que destacar que Pasapalabra sabe jugar con la tensión como pocos formatos. Los concursantes y sus respectivos invitados van acumulando segundos a lo largo de todo el programa, que luego les permite hacer frente con más o menos tranquilidad al rosco final. Los participantes van resolviendo letras, pasan las que no están seguros, e intentan adivinarlas más tarde si el cronómetro lo permite. Los fallos están muy castigados, y en caso de empate, el concursante que haya errado en su respuesta es quien pierde y tiene que enfrentarse al día siguiente en la temida silla azul.

El pasado 15 de septiembre, los espectadores más fieles de Pasapalabra pudieron ver cómo Sofía y Marco Antonio ya les faltó una única letra sin resolver. Y lo más llamativo: ambos se sabían la respuesta que le faltaba a su rival. Aquel empate fue una sorpresa para todos, y es por este motivo que se espera que en esta ocasión el rosco no termine en tablas. Las estadísticas nos revelan a Sofía como la favorita y el rosco del lunes 27 de septiembre será su número 62, habiendo acumulado 40.800 euros en premios. Marco Antonio, sin embargo, es un contrincante con el que hay que tener cuidado: será su programa 55, y ha superado los 30.000 euros en premios.

Antena 3 asegura en Twitter que "esta tarde" se vivirá "un momento histórico", mientras pregunta a sus seguidores si están "realmente preparados" para el programa del lunes. Un anuncio que sin dudas nos recuerda a las promociones que daban a entender que Pablo Díaz estaba a punto de llevarse el bote, pero que luego descubrimos que eran puro humo para convocar audiencia. 

El concursante estuvo a punto de resolver el panel, creía saberse la respuesta que le quedaba, pero falló. Y como la cadena había anunciado aquel momento estelar, emitido el 25 de febrero con bombos y platillos, logró su mejor dato histórico: con un 31,8% de cuota y 4.844.000 espectadores. Sin embargo, muchos de esos televidentes acudieron a las redes sociales para mostrar su indignación. No veían bien que se jugase con sus emociones, creyendo que se alcanzaría un bote que se resistió como tantas tardes y se promovieron boicots para no ver más el programa.

Sin embargo, en esta ocasión quizás hayan aprendido la lección y estén apostando por una estrategia más inocente que termine dando la sorpresa. Los seguidores fieles del formato todavía tienen muy presente aquella táctica que derivó en decepción generalizada, como también la parafernalia que montó la cadena cuando Pablo Díaz resolvió todas sus palabras.

Si hacemos memoria recordarán que aquel programa no se emitió en la tarde sino en una emisión especial de noche, en el prime time, cuando hay más gente frente al televisor. ¿El resultado? Un espectacular 30,8% de cuota de pantalla y 4.348.000 espectadores, lo que significaba el bote de Pasapalabra más visto de la historia del concurso. Lo mismo hicieron con el último bote del programa ¡Boom!. En el ya lejano verano de 2019, Los Lobos, formado por Erundino, Valentín, Manu y Alberto (sustituto de José), se llevó un bote de 6,6 millones de euros. El programa de su hazaña se emitió en prime time y sobrepasó los 4 millones de espectadores, convirtiéndose en lo más visto del día.

Es decir, cuando ha habido bote ganador, Antena 3 lo hizo evidente cambiando los programas a un horario más estelar. Pero en esta ocasión Pasapalabra se emite en su horario habitual, a partir de las 20:00 horas.

Es decir, si vuelven a repetir la estrategia de sembrar ganas en redes para luego descubrirse que era humo, enfadarán de nuevo a su público más fiel, reviviendo que vuelva a convertirse en tendencia en redes a raíz de críticas o peticiones de boicot. Si vuelven a cambiar el programa de horario, eliminarían el factor sorpresa. Por eso, puestos a analizar las estrategias, quizás Pasapalabra termine dando la nota en la noche del lunes con un rosco ganador. Si lo hacen, ganarían un punto enorme a su favor en el corazón de sus fieles seguidores, dejarían K.O. a la competencia por sorpresa y recuperarían el factor sorpresa que habían perdido.

Telecinco intentará hacerle sombra recurriendo a Adara Molinero, que entrará como invitada a Secret Story: La casa de los secretos. La ganadora de Gran Hermano VIP cuenta con una legión de admiradores muy importante, y Telecinco pretende que todos sintonicen el programa a las 20:00 horas para ver cómo cumple una misión especial que no ha sido todavía revelada. Un reclamo bueno, pero posiblemente insuficiente, para quitarle el trono al concurso que presenta Roberto Leal.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente