¿Qué está pasando con la ley del aborto de Estados Unidos?

·3 min de lectura
Photo credit: Chip Somodevilla - Getty Images
Photo credit: Chip Somodevilla - Getty Images

El pasado lunes, el medio ‘Politico’ filtraba un borrador proveniente de la Corte Suprema de Estados Unidos en donde se plantea revocar el fallo legal ‘Roe vs Wade’, famoso caso judicial de 1973 que, tras demostrar el sufrimiento que las mujeres de la época vivieron debido a la imposibilidad de abortar, permitió finalmente este derecho universal en el país americano. ¿Por qué? Este movimiento antiabortista —que no es nada nuevo en EE.UU— ha tenido un nuevo despertar debido a un reciente caso de Misisipi en donde la Corte Suprema estaría considerando prohibir el aborto pasadas las 15 semanas. Debido a esto, las calles se han llenado de gente a favor y la (mucha) gente en contra de esta alternativa de la mujer.

En dicho borrador, que este martes ha sido dado por auténtico por el tribunal de mayor rango del país, se muestra que la mayoría de los jueces encargados de revisitar este derecho están a favor de prohibir el aborto. En concreto, cinco de los ocho estarían de acuerdo con volver atrás. El presidente de la Corte, John Roberts, católico y conservador confeso y de ideología republicana, es bastante probable que también esté a favor de anular dicho derecho actual. El grupo se ampara en que, a pesar de haber sido constitucionalmente aceptado hasta ahora, no reza como tal en la Constitución de Estados Unidos, por lo que podría ser invalidado y tildado de ilegal. “Es hora de hacer caso a la Constitución y devolver el tema del aborto a los representantes del pueblo”, aseguraba Samuel Alito, uno de los mencionados jueces.

Photo credit: Bloomberg - Getty Images
Photo credit: Bloomberg - Getty Images

¿Qué pasaría realmente de revocarse esta ley?

Prevista para una posible revocación durante el próximo mes de julio, de dar luz verde a este atraso político y social se estima que más de 36 millones de mujeres en edad fértil residentes en Estados Unidos se verán afectadas por esta imposibilidad al aborto, según el Instituto Guttmacher. Como es de esperar, la mayoría de estas mujeres pertenecen a grupos sociales de riesgo y viven en pequeños estados. ¿La solución para ellas? Tener que moverse a otro estado para decidir sobre si quieren tener un hijo o no. Porque el aborto no se volvería ilegal de forma inmediata tras al revocación de ‘Roe vs Wade’, sino que a partir de entonces se daría la potestad de decidir dicha legalidad a los propios estados. De darse esta opción, ya se estima que más de la mitad de los mismos decidirían que el aborto es ilegal. Entre ellos los lugares más conservadores del país como Misuri, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Tennessee, Luisiana, Misisipi, Utah y Texas, entre otros muchos.

Sin embargo, otros estados estarían dispuestos a practicar el aborto de forma legal y a recibir a mujeres que vengan huyendo de las leyes de un estado más férreo. Se calcula que los estados que estarían dispuestos a continuar legalizando el aborto son aproximadamente 16. Sin embargo, Estados Unidos está compuesto por 50 estados. A pesar del revuelo, la Corte Suprema ha asegurado que la filtración de dicho borrador no es una decisión definitiva, aunque puede que poco cambie de aquí a cuando el asunto se torne decisivo durante las próximas semanas. Ya lo avisan desde los medios menos conservadores: de darse por válida esta revocación, podría servir como precedente para otras materias de igualdad como el matrimonio igualitario, entre otros asuntos de índole social que ya se daban por logrados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente