El pasado vuelve a morder a Arnold Schwarzenegger

·6 min de lectura

Aunque lleva varios años sin un taquillazo a sus espaldas (el más reciente fue Terminator Génesis en 2015), Arnold Schwarzenegger ha marcado su nombre a fuego en la historia del cine de acción. Así lo avala toda una carrera plagada de personajes icónicos, clásicos del género y sus músculos de acero. Sin embargo, no todo fue de color de rosa. A comienzos del nuevo siglo tuvo que reconocer haber "cruzado la línea" en el pasado cuando el escándalo acechaba su campaña como gobernador de California. Seis mujeres lo habían acusado de presuntamente tocarlas y vivir situaciones incómodas. Corrían otros años, sin el movimiento Me Too marcando la diferencia ni la mano dura que ahora controla cualquier intento de abuso de poder. No existía la cancelación ni las redes sociales y la historia no pasó a mayores. Arnold admitió ciertos errores y ganó con el 48% de los votos.

Pero ahora, casi veinte años más tarde, el pasado vuelve a través de una excompañera de reparto que no olvida.

COLONIA, ALEMANIA - 7 DE SEPTIEMBRE: Arnold Schwarzenegger habla en su discurso de apertura sobre sostenibilidad digital durante el evento Digital X el 7 de septiembre de 2021 en Colonia, Alemania. Más de 200 ponentes de primer nivel nacional e internacional -expertos, visionarios, políticos, emprendedores, líderes de opinión y voces críticas- participan para debatir en dos días de un completo programa de digitalización. (Foto de Andreas Rentz/Getty Images)
COLONIA, ALEMANIA - 7 DE SEPTIEMBRE: Arnold Schwarzenegger habla en su discurso de apertura sobre sostenibilidad digital durante el evento Digital X el 7 de septiembre de 2021 en Colonia, Alemania. Más de 200 ponentes de primer nivel nacional e internacional -expertos, visionarios, políticos, emprendedores, líderes de opinión y voces críticas- participan para debatir en dos días de un completo programa de digitalización. (Foto de Andreas Rentz/Getty Images)

Miriam Margolyes es una actriz británica de 81 años a quien muchos reconocerán más fácilmente como la profesora de herbología en las películas de Harry Potter, Pomona Sprout. En su país de origen es prácticamente una especie de tesoro nacional tras una larga trayectoria en televisión y teatro. Una mujer que nunca deja a nadie indiferente cada vez que se presta a dar entrevistas gracias a su sentido del humor, entre sarcástico y gamberro, así como sus locas anécdotas que siempre generan titulares entre los tabloides de Gran Bretaña. Y sus últimas declaraciones no han tardado en correr como la pólvora.

Después de generar titulares en su país por contar en un podcast reciente que Arnold Schwarzenegger habría sido “muy grosero”, porque le había “tirado un pedo en la cara […] deliberadamente” durante el rodaje de la película de acción apocalíptica de 1999 El fin de los días, a Miriam Margolyes le pidieron que hablara de aquella experiencia en más detalle durante su paso por el programa de radio The Kyle and Jackie O Show (vía Daily Mail).

'No, no lo disfruté en absoluto” dijo sobre su trabajo junto a Schwarzenegger donde ella interpretaba a la hermana de Satanás y a la que el personaje del actor quería aniquilar. “Pensé que estaba lleno de sí mismo e [inapropiado]. No conmigo afortunadamente, pero con cualquier otra persona que fuera joven y bonita. [Él] Sentía que era un juego justo. Así era entonces, agregó.

Y si bien ella es la única persona de aquella producción que ha realizado este tipo de comentarios, y Schwarzenegger jamás le respondió públicamente, si tiramos de hemeroteca encontraremos que no es la primera vez que las hace. En 2016 hizo las mismas declaraciones a The Guardian, incluso calificando al actor como “un cerdo”, explicando que “si bien fue relativamente profesional conmigo -porque no le gustaba- fue horriblemente inapropiado con las mujeres que le interesaban”. "Pensaba mucho de sí mismo, pero no me sorprendió: era un culturista de Austria que se convirtió en una estrella mundial" dijo.

Miriam Margolyes durante la filmación de Graham Norton Show en BBC Studioworks 6 Television Centre, Wood Lane, Londres, que se transmitirá en BBC One el viernes por la noche. (Foto de Isabel Infantes/PA Images vía Getty Images)
Miriam Margolyes durante la filmación de Graham Norton Show en BBC Studioworks 6 Television Centre, Wood Lane, Londres, que se transmitirá en BBC One el viernes por la noche. (Foto de Isabel Infantes/PA Images vía Getty Images)

Con sus palabras, la actriz nos recuerdan inevitablemente uno de los capítulos más polémicos del pasado de Schwarzenegger, pero que no llegó a afectarle profesionalmente de forma radical como ha sucedido con otros artistas colocados en la mira de la cancelación. Si seguimos tirando de hemeroteca encontramos que en el año 2003, cuando el actor se encontraba en plena campaña, Los Angeles Times publicó una entrevista con seis mujeres que aseguraban haber sido tocadas inapropiadamente y sin dar consentimiento. Según los detalles vertidos, los sucesos habrían presuntamente tenido lugar a lo largo de todas las décadas comprendidas entre los 70 y 2000 (uno en 1970s, dos en 1980s, dos en 1990s y el último en el 2000). Según sus versiones, ocurrieron en sets de películas, en oficinas de estudio y otros lugares, tres de ellas diciendo que les tocó los pechos y una cuarta describiendo que el actor le metió la mano debajo de su falda y le agarró las nalgas. Una quinta mujer dijo que Schwarzenegger la manoseó e intentó quitarle el traje de baño en el ascensor de un hotel, mientras la sexta contó que le había presuntamente tocado un pecho preguntándole si eran reales al terminar una entrevista durante la gira promocional de la película El 6º día (2000) en Londres.

Cinco de ellas mantuvieron sus nombres en el anonimato, a excepción de la presentadora de televisión británica Anna Richardson. Según el medio citado, tres trabajaban en Hollywood y les preocupaba el futuro de sus carreras si eran identificadas. Otra dijo temer el ridículo público y que el negocio de su marido sufriera pérdidas. Ninguna tampoco tomó acciones legales, a excepción de Anna Richardson que llegó a un acuerdo en su demanda por difamación contra Schwarzenegger, su vocero Sean Walsh y la publicista Sheryl Main en 2006. Nunca se reveló a qué tipo de acuerdo llegaron, solo que ”satisfizo a todas las partes” (vía CBS).

En su momento, el vocero de campaña de Schwarzenegger dijo que el actor no había tenido ningún tipo de conducta inapropiada con mujeres y que las acusaciones formaban parte de un ataque político en su contra. Efectivamente en aquel entonces sus críticos lo acusaban de misoginia recurriendo a declaraciones pasadas. Pero pocos días antes de las elecciones, Arnold Schwarzenegger se pronunció, admitiendo haberse “comportado malamente” en el pasado.

Es cierto que estuve en rodajes alborotados y que hice cosas que no estaban bien, lo que entonces pensaba que era una broma”, dijo en un mitin que en su momento recogió The Guardian. Pero ahora reconozco que ofendí a la gente. Esas personas a las que he ofendido, quiero decirles que lo siento profundamente y me disculpo porque eso no es lo que estoy tratando de hacer”. Aunque, de todos modos, insistió que “muchos detalles de la historia [del LA Times] no son ciertas” mientras unos 1.500 seguidores lo vitoreaban cuando él prometía ser “un campeón para las mujeres” si era elegido gobernador.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

El tiempo pasó y aquello quedó en el pasado. Schwarzenegger fue elegido Gobernador de California y sirvió dos términos hasta 2011, para luego volver a la actuación progresivamente. De esas seis mujeres no hemos vuelto a saber nada, solo de Anna Richardson que sigue trabajando en la televisión británica y en 2017 salió a la palestra a criticar a la industria, asegurando no conseguir trabajo cuando acusó a Schwarzenegger en la citada entrevista (vía The Sun). De todos modos, la revista Men’s Health mencionó el asunto al actor en una entrevista de 2018 donde reconoció haberse sobrepasado en alguna ocasión.

Reflexionando hacia atrás, pasé la línea varias veces y fui el primero en pedir perdón. Me siento mal por eso y me disculpo, dijo. “Cuando me convertí en gobernador, quería asegurarme de que nadie, incluyéndome a mí, cometiera este error. Es por eso que tomamos cursos de acoso sexual, para tener una idea clara, desde el punto de vista legal y también desde el punto de vista del comportamiento regular, de lo que se acepta y lo que no”.

Quién sabe qué hubiera sucedido si la campaña política y las acusaciones hubieran sucedido dos décadas más tarde, con Hollywood y la visión del mundo justamente adaptada al rechazo contundente hacia cualquier tipo de abuso y con el garrote de la cancelación aniquilando estrellas de la noche a la mañana. Que Miriam Margolyes saque a relucir su experiencia, o lo que ella recuerda de la presunta actitud de su compañero, nos remonta evidentemente a la huella más oscura en el pasado de Schwarzenegger. Una que hoy en día trascendería de manera muy diferente.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente