Paro de transportistas en Perú concluyó sin incidentes, pero anuncian nuevas protestas

La huelga se realizó pese a que el Gobierno de Pedro Castillo agotó los esfuerzos para llegar a consensos con los transportistas. La paralización se cumplió en Lima y varias regiones del país.

Un nuevo reclamo social se acumula en Perú. Los transportistas iniciaron una huelga escalonada para exigir al Gobierno la restitución del transporte de mercancías como servicio público, que concluyó el lunes 27 de junio sin mayores incidentes de violencia.

Además, los transportistas exigen la reducción en el precio del diésel y la regulación de peajes tras la revisión de los contratos con las concesionarias, entre otros reclamos. En los centros de Lima, varios vendedores se abastecieron con 10.000 toneladas de productos alimenticios, lo que les va a permitir vender con tranquilidad por cuatro o cinco días ante los temores a una huelga indefinida.

"En estos momentos, Perú se enfrenta a una crisis política, económica y social. Por eso, el gremio del transporte de carga levanta su voz de protesta porque no aguantamos más. No somos políticos, somos conductores, pequeños empresarios y vivimos al día. Estamos destrozados por los problemas económicos del país", comentó Iván Valencia, líder del Sindicato de Transporte de Mercancías.

El representante de la Unión Nacional de Transportistas de Junín, Walter Solano, informó que el 60 % de transportistas de carga pesada no circularon por la carretera central, mientras que el secretario general del Sindicato de Conductores de Transporte Público de Tacna, Luis Conde, afirmó que el 100 % de sus agremiados acató el paro y que incluso evalúan subir el precio de los pasajes.

Anuncian nuevas jornadas de movilizaciones

"Nuestra huelga es indefinida hasta que las autoridades aprueben normas que, como he dicho, nos permitan sobrevivir. No tenemos otra opción. Si no se aprueban normas, seguiremos con las protestas", dijo el conductor René Delgado.

En Cusco, principal destino turístico de Perú, los servicios de transporte en tren hacia la ciudadela de Machu Picchu fueron suspendidos, así como la ruta que se dirige hacia la ciudad de Puno, a orillas del lago Titicaca.

Los altos precios de los combustibles a nivel mundial, causados por la invasión rusa en Ucrania, están despertando el descontento social en Perú. El Gobierno del presidente Pedro Castillo busca medidas para frenar el aumento del costo de la vida, pero la tasa de inflación anual se mantiene en torno al 8%, su nivel más alto en 24 años.

Los transportistas esperan realizar otro paro el lunes 4 de julio hasta que Castillo responda a sus demandas.

Con EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente