Aunque parezca mentira, Billie Eilish solía ponerse vestidos a diario

·1 min de lectura
Billie Eilish credit:Bang Showbiz
Billie Eilish credit:Bang Showbiz

La imagen pública de Billie Eilish se vio vinculada desde un primer momento a los atuendos anchos que lucía en público y que la hacían destacar entre el resto de estrellas del pop de su edad. Por esa misma razón, la portada que protagonizó hace unos meses para la revista Vogue posando con un corsé causó un gran revuelo porque mostraba una faceta suya más adulta y 'femenina' de lo habitual.

Lo irónico de aquella polémica es que, en realidad, la artista no siempre prefirió las prendas andróginas y solo comenzó a ponérselas a diario debido a las inseguridades que desarrolló al mismo tiempo que aumentaba su fama.

"Los vestidos grandes eran lo que más me gustaba del mundo cuando era una niña. Tenía muchísimos. Me ponía vestidos a diario", ha desvelado en declaraciones a la biblia de la moda.

"Fueron los problemas de imagen corporal lo que acabaron con todo eso. ¿Por qué crees que llevo vistiéndome como me he vestido durante los últimos años?".

Sin embargo, todo eso ha cambiado ahora como demostró el hecho de que hace unas semanas asistiera a la gala del Met enfundada en una impresionante creación de Oscar de la Renta con un pronunciado escote y una vaporosa falda.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente