Parece que Jesulín no escarmienta con su hija Andrea Janeiro

·3 min de lectura
CHINCHON, SPAIN - OCTOBER 20: Jesulín de Ubrique performs during a bullfight at Plaza de Toros de Chinchon on October 20, 2019 in Chinchon, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
Jesulín se excusa por no haber ido a la graduación de su hija Andrea Janeiro (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

Andrea Janeiro se ha graduado y de su padre, Jesulín, ni rastro. Entiendo que no es novedad dado que Jesús Janeiro se ha perdido la mayoría de momentos bonitos y tristes de la vida de su primera hija por las discrepancias que todavía hoy mantiene con Belén Esteban.

Belén siempre ha hablado muy clarito sobre la falta de implicación del torero en la paternidad de su hija Andrea y, de hecho, muchos la han criticado por ello. La Esteban ha tenido y tiene un escaparate público ideal para hundir la imagen de Jesulín pero, ojo, que eso no justifica que él pase olímpicamente de su hija.

El deber de cualquier padre es estar presente en la crianza de un hijo, se lleve mejor o peor con su expareja pero, a la hora de la verdad, sabemos que no suele ser así. Es ‘normal’ que la de Paracuellos se cabree cuando ve que su hija se siente triste o decepcionada a causa de los desplantes de su padre a lo largo de los años.

Obviamente los trapos sucios deberían lavarse en casa pero Belén siempre ha sacado tajada con sus ‘Belenazos’ hablando mal de Jesulín aunque, por otra parte, parece que él no escarmienta y sigue siendo el gran ausente en los momentos cruciales de su hija.

¿Acaso es normal que no se presente a la graduación universitaria de Andrea? Si me dijeras que está hospitalizado, incapacitado o un mal de fuerza mayor, lo compro, pero ‘La Razón’ recoge que habría puesto de “excusa” que tiene que cuidar de su bebé, Hugo y de María José Campanario.

Hugo, el hermano menor de Andreíta, nació el 7 de junio y claro que es pequeño todavía pero, por un día de ausencia de su padre no le va a pasar absolutamente nada y, en cambio, un día de ausencia del padre de Andrea en su graduación es algo único e irrecuperable.

El citado medio recoge que Belén Esteban califica de “indeseable y mezquina” la actitud del torero al no aparecer en tan señalada fecha para su primogénita. Es una pena esta nueva metedura de pata de Jesús ahora que la relación con Andrea parecía algo más cercana, en parte, gracias al nexo de unión que es Júlia Janeiro.

Júlia tiene muy buena relación con su hermana Andrea y han sabido dejar a un lado quien es la madre de cada una, además, Andrea viajó a Arcos de la Frontera con toda la ilusión para conocer a su hermano Hugo sin poner ninguna excusa, al revés, con todas sus ganas.

Como ocurre en muchos casos de padres separados, los hijos que van creciendo suelen estar más a la altura que los propios padres y, en este caso, Andrea Janeiro es un ejemplo de discreción y responsabilidad del que tanto Belén Esteban como Jesús Janeiro deberían aprender.

Te puede interesar...