Estos parches atenúan las arrugas faciales mientas duermes

·2 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

¿Últimamente todo el mundo te pregunta si estás enfadada o cansada solo con mirarte? Puede que así sea y estés enfadada con el mundo pero si no es tu caso, pregúntate si no será porque las arrugas del entrecejo te hacen tener esa expresión de forma constante. Un rollo sí, pero con el paso del tiempo es normal que nuestra piel envejezca, vamos perdiendo colágeno y elastina y las llamadas líneas de expresión hacen acto de presencia. Puede que ya te estés poniendo cremas antiarrugas (siempre es mejor prevenir que curar) o te hayas planteado recurrir a la medicina estética y probar inyecciones de bótox o ácido hialurónico (pero no todos tenemos un presupuesto tan grande).

Una de las alternativas que cada día gana más adeptos, por su relación calidad/precio, es la de los parches faciales. ¿Has oído hablar de ellos? No estamos hablando los esparadrapos que usaba Carmen Sevilla para las arrugas del cuello cuando presentaba el Telecupón para suavizar las arrugas del cuello. Los parches faciales son como unas pegatinas que se adhieren a la piel para que los músculos del rostro recuperen la fuerza y el tono que han perdido y, de esta forma, mantener la piel tersa y firme. Según la zona que quieras tratar -patas de gallos, frente, surcos nasogeniano o labios- tienen una forma distinta. Funcionan reentrenando los músculos faciales manteniendo la piel estirada y firme.

En Amazon hemos encontrado los de la firma Blumbody. El tratamiento para un mes cuesta menos de 20 €, te recomiendan usarlos mientras duermes (porque entonces se puede ver el mejor efecto y puede prevenir las líneas de sueño que con el tiempo se convirtieron en arrugas) y tienen más de 3.300 reseñas, la mayoría de ellas muy positivas, como estas: "Tengo arrugas profundas en la frente. Después de usarlos algunas veces, he notado como se reducen mis líneas de las arrugas", "Es un producto increíble. No dejan pegamento en mi cara y todos ellos permanecen pegajosos toda la noche".

Se colocan de forma muy sencilla y la piel se mantiene estirada y firme mientras fortalecen los músculos del rostro. Son suaves y cómodos, por lo que también puedes usarlos mientras teletrabajas, especialmente si frunces el ceño con frecuencia, o cuando necesites un momento relax, pero ten en cuenta que para conseguir resultados visibles tienes que ser constante.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente