Las patatas fritas que comen en 'Parásitos' son gallegas y arrasan en Corea del Sur

Parece que todo lo que está vinculado a Parásitos, la exitosa película del coreano Bon Jong-Hoo, huele a éxito. Esta inquietante historia de humor negro y drama social no sólo ha sido la primera cinta coreana en ganar la Palma de Oro en el Festival Cannes y la primera en habla no inglesa en ganar el premio SAG al Mejor Reparto, sino que también se alzó con el Globo de Oro a Mejor Película Extranjera y parte hacia los Óscar 2020 con nada menos que seis nominaciones –entre ellas, Mejor PelículaMejor Director y Mejor Película en Habla Extranjera.

Las patatas fritas de la marca gallega Bonilla a la vista pueden verse en varias escenas de Parásitos. (Imagen: © La Aventura Audiovisual)

Pero su triunfo parece extenderse más allá de las fronteras coreanas, y llega a afectar a nuestro propio país. Y es que la lata de patatas fritas que los espectadores más atentos recordarán haber visto en la película, no es una cualquiera. No, se trata de un product placement (una colocación visible de un producto en alguna escena, por lo que la empresa paga a la productora) de la marca Bonilla a la vista, una empresa familiar fundada en Ferrol en 1932… que ahora arrasa entre los surcoreanos.

Y es que, según datos de la propia marca, Bonilla a la vista exporta a Corea del Sur unos 37.500 kilos de patatas fritas al año –distribuidos en latas de 500 gramos. Un negocio que habría mejorado aún más tras el product placement en una de las películas más taquilleras en la historia del país asiático –que por cierto, es su mayor cliente entre los 20 países a los que distribuye la empresa gallega.

Dicho lo cual, no es esta la primera ocasión en la que la marca recurrió a esta estrategia publicitaria: el año pasado ya lograron que la boy band surcoreana Stray Kids posase con sus latas en una sesión fotográfica para la revista Dazed...

El inusual fenómeno coreano de las patatas Bonilla a la vista puede comprobarse echando un vistazo al hashtag #Bonillaalavista en Instagram, donde multitud de consumidores surcoreanos comparten imágenes en las que dan buena cuenta de las características latas de la marca. Y no se trata de ningún concurso, es sólo por amor a la marca... ¡Para que luego digan que los españoles no sabemos vendernos!

El próximo 9 de febrero (el 10 según horario europeo) veremos si, como muchos se temen, Parásitos logra arrebatarle el Óscar a la Mejor Película en Habla Extranjera a la española Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar. Si finalmente es así, siempre nos quedará el consuelo de haber "colado" unas patatas fritas en la película que triunfó en los Premios de la Academia...

Más historias que te pueden interesar: