Paquita de Mónaco: su vida sin techo en las calles de Madrid

Paquita de Mónaco contó en Sálvame que vive como vagabunda

La tía de Adans Peres (ex marido de Estefanía de Mónaco) vive en la calle actualmente. Paquita de Mónaco fue un rostro conocido en nuestro país gracias a la televisión pero ahora la vida ha dado un duro giro para ella.

Adans Peres, acróbata y ex Gran Hermano VIP, se casó en secreto con Estefanía de Mónaco allá por 2003. De esa boda podría haber salido una vida acomodada en la monarquía tanto para él como para sus familiares cercanos.

Sin embargo el matrimonio no acabó bien y, tan solo un año después, Adans y Estefanía se separaron. Él supo aprovechar el renombre que le había dado esa unión sentimental y empezó a ser una celebrity en eventos y televisiones.

A raíz de que Peres se convirtiera en un personaje habitual del corazón, el gran público conoció a su tía, Francisca López-Calderón. Fue María Teresa Campos la encargada de bautizarla televisivamente como Paquita de Mónaco y así es como la audiencia la conoce todavía hoy.

Paquita habló sobre Adans y no precisamente bien, por aquel entonces cosechó éxito y dinero pero, hoy en día, no le queda nada. A sus 73 años se ve viviendo como una vagabunda, sin techo y bajo el frío invierno de Madrid junto a su pareja, Juan.

Paquita de Mónaco relató en Sálvame que todo empezó con la muerte de sus dos hijos a consecuencia del consumo de drogas. Esa depresión que no consiguió superar sumada a una supuesta deuda ilegal de 35.000€ que tuvo que asumir bajo amenaza y coacción (según su versión de los hechos) la han dejado sin dinero.

Para más desgracia su otro hijo está muerto para ella porque dice que se ha portado fatal y tiene una hija, que la deja ir a su casa a ducharse y a comer algo de vez en cuando, pero que no la acoge bajo su techo (¡sabiendo que tiene 73 años y que vive en la calle!) por ‘culpa’ de su pareja, o eso afirma Paquita.

Por desgracia Paquita de Mónaco perdió el piso que tenía alquilado en 2018 debido a un desahucio y ahora no tiene un sitio al que llamar hogar. Se confesaba con Omar Suárez al decirle que eso es lo que más hecha de menos, un hogar al que volver cada día.


Adans Peres fue marido de Estefanía de Mónaco (Photo credit should read BERTRAND GUAY/AFP via Getty Images)


Paquita y Juanillo (que así llama cariñosamente a su pareja hace 26 años que sufre una enfermedad degenerativa) comen gracias a la Iglesia del Padre Ángel y duermen en un albergue para gente sin hogar.

Durante el día se sientan en las plazas de la capital a ver la vida pasar y, según cuenta, los días se le hacen eternos. Paquita estaba en lista de piso social pero salió el sorteo y no le tocó así que sigue a la espera. 

En invierno duerme en albergue pero en abril, cuando el albergue cierra sus puertas porque ya no hace frío (que me parece muy fuerte porqué no todo es cuestión de clima sino de bienestar mínimo) duerme en la Puerta del Sol, entre mantas gracias a los chicos del SAMUR.

La triste realidad de Paquita de Mónaco tocó el corazón de un contacto de Kiko Hernández que ayer, al finalizar su testimonio en el programa, le daba un número de teléfono diciéndole: “Paquita llama aquí que hay alguien que te quiere ayudar, hazme caso y llama”. Así que, a lo mejor y una vez más gracias a la televisión, las penurias de Paquita y Juan acaban para siempre.


Más historias que te pueden interesar

Estefanía de Mónaco, la mejor fan de su hijo

El gran cambio físico de Camille Godttlieb

Estefanía de Mónaco, la madrina que todos queremos ver brillar