A Paqui Peña le hemos colgado el sambenito

·7 min de lectura

El pasado 29 de junio Disney+ tiró de ingenio y hemeroteca televisiva para promocionar el estreno de Luca, la nueva película de Pixar, con Paqui Peña. Esta reportera, famosa por derribar un castillo de arena en pleno directo del magacín de Telecinco Está pasando, regresa a nuestras vidas precisamente rememorando este traspié sucedido en 2008. En un vídeo viral, la periodista aparece en las inmediaciones del Parque Europa de Torrejón de Ardoz (Madrid) lamentando que la plataforma de streaming le prohíba acceder a una escultura de arena allí instalada. Y si bien esta célebre televisiva se presta al humor para la acción promocional, después de comprobar cómo en el programa Juntos de Telemadrid también han jugado recientemente con su historial de tropiezos, siento que le hemos colgado el sambenito a una de las profesionales más naturales de la pequeña pantalla.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Hace más de una década, Paqui Peña se convirtió en el hazmerreír de la profesión tras destruir en décimas de segundo un castillo de arena de una playa del Mediterráneo que tardó en erigirse 17 días. “No pasa nada, es solo arena”, acertó a decir por aquel entonces el artífice de la obra de arte sin dar crédito al surrealista instante en el que la reportera se sube a una nevera y destroza su trabajo, sacando los colores en el plató hasta a los propios presentadores del magacín. “Lo que no le pase a Paqui”, apuntó Emilio Pineda a la par que Lucía Riaño apostilló “qué vergüenza”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

A la madrileña le llovieron burlas por todos los lados, aunque años después reconoció en una entrevista a El confidencial que montó el show a propósito: “Estaba todo planeado, aunque el señor que lo había construido no sabía nada. Al irnos de allí, me dijo que volviera cuando quisiera. ¡Estaba encantado con salir en la tele! Además, no soy tan patosa”. Y la verdad es que si reparamos en el vídeo tanto tiempo después se nota que se tira encima haciendo de su falta de reflejos en directo todo un espectáculo.

Lo cierto es que la etapa de Paqui Peña en Está pasando (2007-2009), magacín que mezclaba la actualidad con el corazón, derivó en unas cuantas meteduras de pata en pleno directo que le convirtieron en carne de cañón del programa Sé lo que hicisteis… de laSexta y posteriormente de Zapeando. Yo misma recuerdo que sus conexiones no me dejaban indiferente, básicamente porque su cariño por los detalles le llevaba a acercarse demasiado como aquella ocasión que recibió una coz en la presentación de un pony recién nacido llamado Paquito. Otra vez también nos dejó a más de uno a cuadros con su intensidad durante el desfile por una fachada, gritando como si estuviera en un parque de atracciones.

A pesar de los continuos deslices de Paqui Peña en Está pasando, la madrileña ha conseguido mantenerse en activo gracias a su chispa y desparpajo. Así, en 2009 recaló en Tal cual lo contamos de Antena 3 y en 2010 capitaneó la iniciativa El once de la afición de Telecinco y Coca-Cola. Desde 2012 se ha pasado varios años recorriendo el planeta (Kenia, Kentucky, Río de Janeiro, Santiago de Chile, Dubái, Shanghái, Nepal…) con Madrileños por el mundo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Yo vivo cada destino y me da igual irme a Maldivas que irme aquí a Perpiñán. Para mí, la ilusión, la inquietud, y las ganas de ir son iguales. Siempre hay un momento en todo viaje donde dices, esto es el colofón. Y, puede ser incluso fuera de cámara, pero siempre hay un momento mágico”, destacó el pasado mes de enero en El País sobre este formato que también ha reflejado sus singularidades. Y es que todavía me acuerdo de su reacción cuando descubrió que el hijo de una entrevistada que vivía en Oregón (Estados Unidos) en realidad no pronunciaba su nombre sino que se refería a calabaza en inglés (pumpkin). “No sabía yo que tenía nombre de calabaza”, respondió ante su nuevo tierra trágame.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.


En la actualidad también la vemos colaborando en el programa Juntos de Telemadrid donde justamente acaba de revivir los fantasmas del pasado. Y es que el pasado 1 de julio Paqui Peña protagonizó uno de los momentos más divertidos de Juntos tras anunciar a Grecia como el nuevo destino de su programa de viajes.

"Yo no había visto lugar más bonito, más lleno de luz, de color, qué bien se come en esas islas griegas. Algunos de los madrileños nos han paseado por toda Grecia prácticamente. Hemos ido también al Peloponeso, al canal de Corinto y todo ha sido maravilloso. Yo me he quedado impactada", dijo la reportera antes de dejar a sus compañeros de Telemadrid con la boca abierta. "Antes de irme, ¿sabéis cómo se despiden allí en Grecia?", preguntó a la vez que arrojaba un plato contra la estantería de su salón. "Era previsible en tu caso", ironizó el presentador José Luis Vidal evidenciando la torpeza que siempre ha perseguido a Paqui Peña.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

No hay que olvidar tampoco el trabajo que apunto al inicio de este texto: cuando Paqui Peña sacó partido a las burlas de antaño desempeñando una hilarante promo de Luca, película de animación disponible desde el 18 de junio en Disney+. Y es que en esta colaboración para las redes sociales de la plataforma de streaming, la madrileña hace un guiño humorístico a la icónica caída en un castillo de arena en mitad de una conexión en directo. “¿Te quieres creer que estoy aquí, en Torrejón, el Parque Europa, y no me dejan entrar a este lugar, que mirad lo que hay, un pueblecito de arena?”, narra Paqui Peña sobre esta localización inspirada en el ficticio pueblo italiano de Portorosso de la cinta a la par que un vigilante le pide que abandone.

"Tú sabes por qué no puedes pasar aquí ¿vale? Por favor, abandone", le dice el encargado de proteger el recinto que, todo sea dicho, cuenta con varias esculturas de los personajes de la historia de Pixar que permanecerán en el parque municipal hasta el próximo 18 de julio. Aunque yo también me he echado unas risas con esta elocuente campaña de promoción, entiendo que Disney+ solo ha fichado a la reportera a propósito de sacar jugo a la anécdota de turno. No hay más que leer el tuit de la plataforma de streaming para comprobar cómo se tira de esa chanza de tomar con pinzas las conexiones de Paqui Peña: "¿Le damos una oportunidad? Ya nos estamos arrepintiendo pero... si este tweet llega a 1.500 RT, dejamos que se acerque (un ratito). No nos hacemos responsables del resultado".

Y aquí no acaba la guasa ya que tras conseguir los 1.500 retuits (ya va por más de 1.700), Disney+ colgó el pasado 2 de julio otro vídeo en el que aparece Paqui Peña en el recinto dispuesta a mostrar los detalles ocultos de la gigantesca escultura formada por 108 toneladas de arena. La periodista es presentada en el montaje como “experta en construcciones de arena” y vemos cómo accede al interior rememorando con gracia que el escultor ha necesitado 6 días pero que ella conoce a alguno que tardó 17 días. Un viaje al pasado en toda regla con guiño de ojo incluido.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pero hay más ya que, después de narrar que la arena se repartirá por parques y asociaciones infantiles cuando se desmonte la escultura, la periodista subraya con su característico tono desenfadado: “Me encanta la arena. Yo no sé qué tiene la arena que me fascina”. Asimismo, y para cerrar esta promoción que ha corrido como la pólvora, Paqui Peña intenta señalar una pequeña ventana subida en una nevera aunque, en esta ocasión, el vigilante de seguridad se encarga de evitar la tragedia volviendo a expulsar a la reportera.

Y si bien me consuela que Paqui Peña contribuya a su propio resurgimiento (reírse de uno mismo es la mejor terapia para afrontar las críticas) creo que ya es hora de que se deje de exprimir su capacidad para liarla parda. Vale que no sea la reportera más seria o profesional y que haya pasado a la historia de la televisión tras caerse sobre un castillo de arena ante la mirada estupefacta de su constructor, pero digo yo que casi tres lustros después la periodista es mucho más que un meme con patas. Es una periodista que "por h o por b" se come la pantalla y consigue en apenas unos minutos convertirse en la sensación de Internet. Toda una proeza para alguien que no vive de una imagen impostada delante de las cámaras como descubrí cuando coincidí con ella en un evento de la campaña Sorteo del Oro de la Cruz Roja en Móstoles (Madrid) allá por 2011. Es transparente como el cristal.

De alguna manera, salvando las distancias, Paqui Peña me recuerda a Roberto Leal en sus inicios como reportero de España directo. Y es que la madrileña tiene mucha gracia como el presentador de Pasapalabra y sus intervenciones resultan muy espontáneas, siendo un rostro que se siente muy fresco en una televisión cada vez más repleta de personajes superficiales.

En conclusión, me parece oportuno que a partir de ahora reivindiquemos también el salero y buen hacer de Paqui Peña sin necesidad de recurrir a la mofa a costa de sus tropiezos.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente