Pandillas de Haití compran armas en Florida y las llevan al país

·2 min de lectura

(Bloomberg) -- Las pandillas haitianas están comprando cantidades sin precedentes de rifles de alto calibre en tiendas de Florida y sacándolos de forma ilegal de Estados Unidos, alimentando una ola de violencia que desestabiliza a la nación caribeña, dijeron funcionarios policiales estadounidenses.

En los últimos meses, los agentes federales han visto un aumento en el envío ilegal de armas desde Florida a Haití, dijo Anthony Salisbury, agente especial a cargo de las investigaciones de seguridad nacional en Miami.

“No solo hemos visto un marcado aumento en la cantidad de armas, sino también un aumento importante en el calibre y el tipo de armas de fuego que se trafican ilegalmente”, dijo Salisbury en una conferencia de prensa en Miami, acompañado por funcionarios de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, la Guardia Costera de EE.UU. y otras agencias.

Para recalcar el punto, los agentes federales encargados de hacer cumplir la ley se pararon frente a tres mesas cubiertas con rifles de asalto semiautomáticos, ametralladoras y pistolas con destino a Haití incautadas recientemente por los agentes federales. Incluían armas fabricadas por Smith & Wesson, Taurus, y otras compañías estadounidenses, en gran parte adquiridas por representantes de pandillas en distribuidores autorizados de armas y enviadas por mar, escondidas entre cargamentos legales, a Haití.

Durante mucho tiempo ha habido contrabando de armas a Haití, especialmente pistolas, pero ha habido un cambio hacia armas de alto calibre diseñadas para la guerra, dijo Salisbury. Por ejemplo, entre las armas incautadas se encontraban rifles calibre .50 fabricados por Barrett Firearms, que miembros de carteles mexicanos de droga han utilizado para derribar helicópteros militares.

“En las manos equivocadas, estas armas son capaces de causar una destrucción incalculable”, dijo Salisbury. “En las manos equivocadas, estas armas pueden fácilmente provocar un gran número de víctimas”.

Haití ha estado en crisis desde el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moise en julio pasado. Desde entonces, el primer ministro, Ariel Henry, prometió repetidamente tomar medidas enérgicas contra la violencia de las pandillas a las que culpó de retrasar las elecciones generales pendientes desde hace mucho tiempo.

El flujo de armas desde EE.UU. también está impulsando un aumento en el número de inmigrantes indocumentados que intentan huir de Haití por mar hacia Florida en embarcaciones peligrosas, dijo Salisbury.

“Estas armas ayudan a desestabilizar aun más la región, desestabilizar a Haití, volverla más violenta e inhóspita, para que la gente no quiera estar allí”, dijo.

Nota Original:

Haitian Gangs Buy Guns in Florida to Fuel Violence at Home

More stories like this are available on bloomberg.com

©2022 Bloomberg L.P.