Así se hace un pan de proteínas apto para la dieta

En la búsqueda de la cuadratura del círculo que muchas veces anima a cocinillas inquietos está la de lograr un pan bajo en hidratos de carbono. ¿Imposible? No. Por ejemplo, Leon the Baker, un obrador especializado en panes ‘eco’ y ‘sin’ lo logran a partir de un ‘fit bread’, un pan de proteínas perfecto para ser incluido en dietas, que cuenta con un 12% de proteína. Tiene sabor, no contiene gluten ni lactosa y entre sus ingredientes están ‘otras’ harinas como la de garbanzo, lenteja, teff, almidón de tapioca y de patata, semillas de lino, pipas de girasol, pipas de calabaza y huevo.

El pan proteico de Leon the Baker. Foto: Leon the Baker

En Leon the Baker destacan que tiene no pocas propiedades.Los panes tradicionales contienen un alto índice glucémico, es decir, proporcionan un pico de energía que, si no se gasta, se acumula en forma de grasa; en cambio, el pan de proteínas cuenta con hasta un 75% menos hidratos de carbono. Además, resulta muy saciante gracias a las proteínas vegetales y a la albúmina, que calman durante más tiempo la sensación de hambre al provocar una digestión más lenta.

Pero su conexión con la salud va más allá: la proteína es una macronutriente clave para la calidad de vida en los adultos mayores, ya que protege de la pérdida de masa y fuerza muscular asociadas a la edad. También reduce las concentraciones de colesterol en suero gracias a su alto contenido en fibra y mejora la flora intestinal y proporciona energía y nutrición para bacterias sanas en el intestino.

En los panes ricos en proteínas abundan las semillas. Foto. Getty Creative

Un pan como el de Leon the Baker puede parecer complicado de hacer por la gran cantidad de ingredientes que lleva pero, en realidad, los panes que son bajos en hidratos de carbono no son tan complicados de preparar como pueda parecer. Un ejemplo de receta bien sencilla la encontramos en el libro Recetas de pan para la dieta keto: beneficios del pan en la dieta de Ester Gonzalez Diaz. Allí nos topamos con pan de molde sin gluten de elaboración más que fácil. Para potenciar su contenido en proteína podemos tunearlo a nuestro antojo con semillas de lino y pipas de calabaza y de girasol, que habría que añadir a la siguiente receta.

Ingredientes:

Siete huevos

100 gramos de mantequilla derretida

2 cucharadas de aceite de coco

2 tazas de harina de almendras

1 cucharada de levadura en polvo

Media cucharada de goma xanthana

Media cucharadita de sal

Preparación:

Batimos los huevos un un bol y agregamos agregamos el aceite de coco y la mantequilla sin dejar de batir hasta que os ingredientes se integren bien. Después, agregamos el resto de los ingredientes poco a poco, procurando que nos quede una mezcla homogénea. Si queréis añadir las semillas y las pipas, podéis tostarlas ligeramente y sumergirlas en agua una hora antes de forma que se activen y suelten los mucílagos, que le van a ir perfectas a esta masa como un aglutinante más. En este caso, podéis prescindir de la goma xantana. Precalentamos el horno a 200 grados y horneamos el pan en un molde previamente engrasado con mantequilla a 180 grados durante unos 45 minutos. Sencillo, ¿verdad? Es una forma fácil de hacer un primer pan rico en proteínas y, mientras perfeccionamos nuestra técnica, siempre podremos pedir online el de Leon the Baker o fijarnos en esta otra receta. Que no sea por falta de alternativas.

Más historias que te pueden interesar: