Palito Dominguín se mete 'Supervivientes' en el bolsillo

·4 min de lectura

Tras la expulsión de Antonio Canales de Supervivientes 2021, Tom Brusse, Alejandro Albalá, Gianmarco Onestini y Palito Dominguín se hallan en la cuerda floja. Melyssa Pinto, como líder, nominó directamente a la sobrina de Miguel Bosé, sin embargo, es una concursante que está gustando mucho a los espectadores y que incluso se ha convertido en la revelación de la edición. A sus 25 años esta modelo y licenciada en Bellas Artes se desenvuelve como pez en el agua en su primera aventura televisiva, se entrega absolutamente en las pruebas y cautiva con su peculiar carácter.

©Mediaset
©Mediaset

¡Cómo se agradecen perfiles nuevos y frescos como el de Palito en Supervivientes! A pesar de pertenecer a una de las sagas familiares más populares de nuestro país, el clan Bosé-Dominguín, la joven es una de las concursantes más desconocidas de la nueva edición del reality de superviviencia de Telecinco. Una ignorancia del público que, sin duda, ha jugado a su favor ya que la joven de Badajoz nos ha embelesado con su naturalidad, su buena energía y su singular personalidad.

Palito ha desembarcado en la televisión en un contexto muy particular puesto que la imagen de su tío Miguel Bosé está de capa caída tras las declaraciones negacionistas sobre el coronavirus que viene ofreciendo desde que estalló la pandemia. Y si bien el cantante ha recibido un aluvión de críticas recientemente por la entrevista que concedió a Jordi Évole en laSexta, la concursante de Supervivientes 2021 se ha distanciado de la polémica familiar y, en apenas tres semanas de concurso, se ha creado un nombre propio. Vamos, que ha nacido una estrella televisiva.

Lucía Tristancho Dominguín (así es su verdadero nombre) conserva el alias Palito porque, como ella misma explicó en la carta de presentación del programa, de pequeña le encantaban los palos y troncos que encontraba en el campo donde, por cierto, pasó su infancia sin que la televisión formara parte de su vida ya que sus padres decidieron que creciera rodeada de naturaleza. A los 16 años, y tras pasar un tiempo en un internado de Badajoz, se marchó a Londres para estudiar Bellas Artes. En Reino Unido vivió siete años, graduándose en Arte, Música y Fotografía en Bournemouth pero también trabajando como institutriz, hasta que en 2019 se afincó en Barcelona con su novio-un joven británico llamado Harry que es diseñador web-para perseguir su sueño de ser modelo.

La hija de Lucía Dominguín y el actor Carlos Tristancho debutó en las pasarelas en 2016 de la mano de Francis Montesinos y ha desfilado para Ángel Schlesser, Dolores Cortés o Ágaha Ruiz de la Prada, entre otros. Y si bien es una enamorada del arte y más de uno se preguntará qué hace una chica como ella en un programa como Supervivientes lo cierto es que la joven está exprimiendo esta experiencia televisiva al máximo y su puesta en escena no ha dejado indiferente a nadie.

De primeras Palito no fue seleccionada por la audiencia como concursante de pleno derecho en Supervivientes 2021, es decir, perteneció al grupo del barco encallado. Lejos de desanimarse, la artista y modelo se ganó con el paso de los días a los espectadores gracias a su sencillez y la pasión que le pone en las pruebas así que ahora mismo es una de las participantes más aclamadas en redes sociales.

Si bien Palito está nominada esta semana, se ha erigido como una de las grandes protagonistas de una edición en la que la mayoría de supervivientes ha acudido a la isla con frentes abiertos en España. La hija de Lucía Dominguín apenas levanta la voz con sus compañeros pero ha dado la sorpresa en su primer reality seduciéndonos con su carácter extravagante y su imagen alternativa e independiente. En este sentido, no es una novedad en Supervivientes que alguno de los concursantes menos conocidos sean los que más conecten con la audiencia (yo todavía me acuerdo de Mahi Masegosa de la temporada 2019).

Aunque en su primera gran aparición en la televisión Palito se ha ganado al público por su espontaneidad y por ser un espíritu libre y creativo, a mí personalmente me parece una de los grandes aciertos del casting por el hecho de que haya dejado a un lado el peso de sus apellidos. Y mira que cuenta con un árbol genealógico a sus espaldas de lo más mediático: es hermana de Jara y, por parte de madre, de Olfo y de la recordada Bimba Bosé (fallecida de cáncer en 2017), prima de Nicolás Coronado, sobrina de Miguel Bosé y de Paola Dominguín, y nieta del diestro Luis Miguel Dominguín y de la actriz Lucía Bosé.

No obstante, Supervivientes es un concurso de aventura y, al final, se valora que los robinsones se entregen al máximo así que es por esto que Palito ha caído tan bien y causa gran sensación (tanta como su madre desde plató en su papel de defensora). En Twitter la joven ya es definida como la reina de la edición así que hay que estar muy atentos porque esta chica tan campechana tiene todas las papeletas para ser una de las grandes favoritas del reality.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente