Palacio Real de la Granja rescata una veintena de cuadros para su exposición

·3 min de lectura

La Granja de San Ildefonso (Segovia), 21 jun (EFE).- Patrimonio Nacional ha desempolvado una veintena de cuadros que permanecían en almacenes o habitaciones privadas de sus palacios y los ha incorporado a la exposición del Palacio Real de la Granja de San Ildefonso, cuya colección principal además ha sido reordenada de una manera más fiel al gusto de Felipe V e Isabel de Farnesio.

Entre las nuevas joyas que se pueden visitar por primera vez desde este martes en el palacio hay una selección de obras realizadas por la misma Isabel de Farnesio, cuya pasión por la pintura la llevó a diseñar con destreza una serie de cabezas de mujeres con técnicas bastante complicadas como el pastel, guiada por su maestro Benedetto Luti.

Según ha relatado en una entrevista con la Agencia Efe la conservadora de Pintura Antigua de Patrimonio Nacional, Carmen García-Frías, la afición por la pintura que compartían los monarcas les llevó a hacerse con una rica colección, sobre todo a Isabel de Farnesio, que vivió treinta años más que su marido.

De ella se conservan en la planta principal del palacio unas 220 piezas de un abanico muy amplio de épocas y estilos, sobre todo de las escuelas flamencas e italiana de los siglos XVI, XVII y XVIII y también de artistas contemporáneos a los reyes, en este caso grandes retratistas reales como Jean Ranc o Louis-Michel van Loo.

Entre las muestras de la colección firmadas entre los siglos XVI y XVII, la experta destaca la de mujeres como Fede Galizia y Artemisia Gentileschi y de otros autores como Carlo Maratta, Guido Reni o Andrea Sacchi y, del clasicismo romano boloñes y la escuela napolitana, a Luca Giordano, Andrea Malinconico o Cecco del Caravaggio.

Ahora se han incorporado otras 47 obras, de las cuales la mitad proceden de otras exposiciones de los Reales Sitios gestionados por Patrimonio Nacional como el Palacio Real de El Pardo o el de Aranjuez, y la otra mitad no se habían mostrado al público hasta ahora.

En este último grupo se puede encontrar "El tocador de Venus", de Giovanni Andrea Sirani, una copia de su maestro Guido Reni que fue restaurado en 2016 pero que permanecía en una de las habitaciones privadas del Palacio Real de la Granja y que "muestra todo el esplendor del clasicismo romano boloñés", según García-Frías.

Otra de las obras que estaba a la sombra de un almacén, en este caso en el Palacio Real de Madrid, es "Cacería de leones", de Jan Frans Soolmaker, que fue recuperado durante la encomienda de restauración de 169 pinturas de caballete y 156 marcos llevada a cabo por Patrimonio Nacional con una inversión de 1,9 millones de euros y que finalizó en 2020.

Sobre la reordenación de un centenar de obras que ya estaban en la exposición, se trata de la primera intervención de estas características que Patrimonio Nacional se ha propuesto hacer en todos los palacios como consecuencia de la futura apertura de la Galería de las Colecciones Reales, prevista para verano de 2023.

Esta nueva museografía, que no se revisaba desde el año 2000, es el resultado del estudio de diversas fuentes documentales como inventarios y testamentarias de Felipe V e Isabel de Farnesio, con el objetivo de que la decoración del palacio sea lo más parecida a posible a la que había cuando los reyes lo ocupaban.

Su criterio era puramente "estético", apunta Carmen García-Frías, al estilo de la mayoría de galerías de pintura de los siglos XVII, XVIII y XIX, como ocurre en la Galería Palatina de los Médici en Florencia, donde se pueden encontrar gran variedad de temas y escuelas en una disposición que responde solo al gusto de los reyes y los pintores de la corte, por los que se dejaban asesorar.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente