Las palabras de Joaquín Prat en ‘Planeta Calleja’ ahora adquieren otra magnitud

·3 min de lectura

Mediaset se enfrentó el pasado lunes a un huracán imprevisto, y que tenía por nombre Sonsoles Ónega. La periodista negoció por sorpresa su fichaje por Atresmedia, y el mismo se confirmaba a última hora de la tarde. Eso significaba su salida de Ya es mediodía, programa que a partir de este lunes estará en manos de Joaquín Prat. Un comunicador muy polivalente, que hasta ahora presentaba Cuatro al día, formato que pasa a manos de Ana Terradillos. Y aunque él no se haya pronunciado al respecto, estoy seguro que este cambio le genera cierta pena, pues en Planeta Calleja habló de Cuatro al día de una forma muy hermosa, con unas palabras que ahora adquieren otra magnitud.

Recordemos que fue el pasado mes de mayo cuando los espectadores pudimos ver el capítulo de Planeta Calleja en el que Jesús Calleja y el propio Joaquín viajaron hasta Las Azores, y durante la excursión, repasaron la vida del periodista. Sus relaciones familiares, su reciente separación, y, por supuesto, sus proyectos profesionales.

Joaquín Prat con Jesús Calleja en 'Planeta Calleja' (Mediaset)
Joaquín Prat con Jesús Calleja en 'Planeta Calleja' (Mediaset)

Así, Prat contó cómo él estaba muy cómodo en El programa de Ana Rosa como presentador, cuando le propusieron dar el salto también a las tardes para capitanear Cuatro al día. Un programa de actualidad que no pasaba por su mayor momento de popularidad, precisamente, pero que, a la larga, terminó por generarle sus mayores satisfacciones laborales.

Cuando a mí me dicen que voy a presentar Cuatro al día, les dije a mis jefas en Unicorn Content, la productora: '¿Por qué me hacéis esta putada?'. Era un programa que no tiraba y fíjate que ahora es el mejor regalo profesional que me ha dado la vida”, le contó Joaquín a Calleja. “Tenía muy bajas audiencias y ahora gracias al equipo que tiene se ha recuperado. Un equipo con gente muy joven con ganas de hacer un periodismo serio, estoy en el mejor programa que podría hacer. Un programa que esté cerca de la gente, que lo haga la gente”, valoraba. Parecía que Cuatro al día era el pie de su zapato… Hasta ahora.

Porque, como decimos, desde este mismo lunes Joaquín hace televisivo, pero solo en la franja de las mañanas. Seguimos viéndolo en El programa del verano, y cuando este acaba, Joaquín sigue en pantalla con Ya es mediodía, el cual en las últimas entregas había sido presentado por Marc Calderó tras la salida de Sonsoles. Ahora, Cuatro al día estará presentado por Ana Terradillos, con la que trabajaba codo a codo en El programa del verano. De hecho, el pasado viernes, hicieron una especie de traspaso de poderes.

Espero que Cuatro al día te dé tantas satisfacciones como las que me ha dado a mí. Espero que disfrutes de esta nueva etapa tanto como la he disfrutado yo. No me cabe duda de que Cuatro al día se queda en las mejores manos, Anita”, le deseaba Joaquín Prat, en un discurso que, sin duda, estaba cargado de verdad. Recogiendo las palabras de Planeta Calleja, para él este programa de tarde ha sido un proyecto que ha disfrutado y mucho. Además, en principio, él no imaginaba que le fuesen a proponer dejarlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Según la prensa especializada, la negociación con Joaquín para presentar Ya es mediodía tuvo lugar el mismo lunes que Sonsoles saltó a Atresmedia; como en Mediaset sabían que Ónega se iría, hicieron una negociación a contrarreloj con el comunicador para que fuese su sustituto. Uno de los objetivos era adelantarse a la competencia antes de que soltase la bomba, y anunciar ellos que Joaquín pasaría a Ya es mediodía antes. Tanto se echó el tiempo encima que Joaquín tomó la decisión de cambiar su carrera profesional durante uno de los descansos de Cuatro al día, y cerrando al día siguiente sus nuevas condiciones profesionales.

El reto que le queda por delante a Prat es bastante fuerte. Porque una cosa es levantar un programa que tiene unas audiencias maltrechas y busca un nuevo rumbo, con aires frescos, y otra adaptarse a un formato que lleva ya un rodaje de cuatro años, pues se estrenó en junio de 2018. En cualquier caso, parece que Sonsoles Ónega no será su referente, ni intentará hacer las cosas como ella. Y es que, también el pasado viernes 15 de julio, Marc Calderó le dio la alternativa a su compañero, recibiéndole en la “pequeña gran familia” que es YEM y donde todos le esperan con los brazos abiertos. Y Joaquín dijo lo siguiente: “¿Sabes una cosa? Me dejas el listón muy alto querido Marc. Va a ser un privilegio trabajar con todos vosotros”. Como Calderó hubiese sido el dueño del cortijo de siempre, y Sonsoles no hubiera existido, aunque solo hiciese cuatro días escasos de su último día al frente del magacín.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente